NO TODAS SON VENENOSAS

NO TODAS SON VENENOSAS

Existen más de veinte especies de medusas diferentes

Son el peor enemigo de los bañistas y estamos acostumbrados a verlas o esquivarlas en la playa. Sin embargo, ¿qué sabemos de ellas?  Aparecieron hace más de 500 millones de años y no todas son venenosas. Existen más de una veintena de clases. Estas son las medusas.

Se camuflan entre el fondo marino por su color anaranjado. De origen tropical, es la única especie que se coloca con los tentáculos hacia arriba. La llaman 'la medusa invertida'.

Otras deslumbran con su infinidad de puntos blancos que iluminan todo a su paso. Muchos se quedan embelasados con solo mirarlas. "Son encantadoras, tienen una belleza especial", asegura una visitante. "Lo que no sabía es que había distintas formas de medusas".

Parecen hechas con hilo. Frágiles aparentemente pero peligrosas si nos cruzamos con ellas en el mar. Las corrientes marinas suelen arrastrarlas hasta la playa.

Por arriba son acampanadas y debajo esconden los tentáculos que sueltan veneno. En el Aquarium de Barcelona podemos conocerlas y entender por qué solo aparecen en verano: al final de otoño, cuando el agua se empieza a enfriar, las medusas se reproducen. En primavera salen pequeñas medusas que van creciendo y en verano tenemos el gran boom de medusas.

Como tras un cristal no hay peligro, muchos aprovechan para fotografiarlas, incluso los más pequeños. Pero no se dejen engañar por su belleza, una picada de estos molestos invertebrados puede arruinar un bonito día de playa.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.