INVESTIGACIÓN DEL MONELL CHEMICAL SENSES CENTER

INVESTIGACIÓN DEL MONELL CHEMICAL SENSES CENTER

Un estudio demuestra que los testículos tienen papilas gustativas y detectan los sabores dulces

Un estudio sobre las papilas gustativas de los ratones ha revelado sorprendentes hallazgos, como que los receptores del gusto se encuentran repartidos por todo el cuerpo, incluyendo el ano. Los científicos aseguran que este descubrimiento está vinculado a la fertilidad.

Científico en el laboratorio
Científico en el laboratorio | Agencias

Los testículos tienen papilas gustativas que pueden detectar los sabores dulces, y que son esenciales para la reproducción. Los científicos dicen que, a pesar de estar muy lejos de la boca, los receptores del gusto en los testículos y el ano también pueden detectar el sabor salado del umami, el aminoácido de la salsa de soja.

Como recoge Daily Mail, los investigadores no podían explicar por qué las partes del cuerpo tienen papilas gustativas hasta que intentaron criar a varios ratones sin ellas para llevar a cabo un estudio sobre el gusto.

Su descubrimiento accidental ha revelado que los ratones machos se vuelven infértiles cuando se les quita las proteínas GNAT3 y TAS1R3 o se les da alguna sustancia que impida su funcionamiento.

Tener sólo una de las proteínas significa que los ratones machos aún pueden reproducirse, pero cuando ambas proteínas desaparecen, al esperma le cuesta avanzar y los testículos presentan malformaciones. "Los machos son estériles y su número de espermatozoides es bajo y no se desarrollan correctamente", ha afirmado el investigador Bedrich Mosinger.

Los investigadores del Monell Chemical Senses Center de Filadelfia (Estados Unidos) han publicado sus hallazgos en la revista Proceedings Of The National Academy of Sciences.

"Ahora tenemos que identificar cómo los testículos utilizan estos genes para que podamos entender cómo su pérdida conduce a la infertilidad", ha expresado el investigador Robert Margolskee.

Mosinger y Margolskee también han señalado que estos hallazgos revolucionarios podrían allanar el camino para nuevas curas para infertilidad o incluso una píldora anticonceptiva masculina.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.