SEGÚN UN ESTUDIO

SEGÚN UN ESTUDIO

Escribir una lista con las tareas pendientes del día siguiente puede servir para conciliar el sueño

Científicos de la Universidad de Babylor querían saber si las tareas pendientes lleva a las personas a preocuparse antes de dormir. Por ello pidieron a un grupo de personas que plasmara sus tareas pendientes en un papel, mientras que a otro grupo les pidieron que escribiera en un diario todo lo que habían hecho a lo largo del día para comprobar así quién conciliaba mejor el sueño.

Mirar el móvil durmiendo
Mirar el móvil durmiendo | Ondacero.es

Escribir un listado con las cosas que hay que hacer al día siguiente justo antes de acostarse puede servir para conciliar el sueño, según los resultados de una investigación de la Universidad de Baylor (Estados Unidos) que publica en su último número la revista 'Journal of Experimental Social Psychology'.

"Vivimos en una cultura en la que nuestras tareas pendientes parecen estar en constante crecimiento y nos lleva a preocuparnos antes de dormir por lo que hay que hacer al día siguiente", ha reconocido Michael Scullin, principal autor del estudio.

Sin embargo, y dado que la mayoría simplemente las repasa en su cabeza, querían estudiar si el hecho de plasmarlas en un papel podía ayudar a conciliar el sueño. Sobre todo si se tiene en cuenta que hasta el 40% de la población adulta reconoce problemas para dormir varios días al mes.

En su trabajo contaron con la participación de 57 estudiantes universitarios que fueron divididos en dos grupos. A uno de ellos se le pidió que dedicaran 5 minutos antes de dormir a recapitular lo que había que hacer al día siguiente, mientras que los miembros del otro debían escribir un diario con todo lo que habían hecho a lo largo del día, lo que en principio no debería generar ningún problema para conciliar el sueño.

Sin embargo, la hipótesis, según Scullin, era que escribir una lista de cosas por hacer ayudaría a descargar esos pensamientos y minimizar preocupaciones.

Los participantes se quedaron a dormir en el laboratorio una noche entre semana para que les monitorizaran la actividad eléctrica del cerebro, pensando en que así tendrían más tareas pendientes para el día siguiente. Los estudiantes podían acostarse a las 22.30 horas y estuvieron en todo momento "en un ambiente controlado", según Scullin, ya que se les restringió cualquier dispositivo electrónico. Y aunque la muestra pequeña, vieron que quienes escribían sus tareas pendientes se dormían antes y mejor que quienes recopilaban lo mejor del día en su diario.

"Las medidas de la personalidad, la ansiedad y la depresión podrían moderar los efectos de la escritura al quedarse dormido, y eso podría explorarse en una investigación con una muestra más grande", según este experto, que quiere investigar si esta práctica puede tener alguna utilidad en personas con verdaderos problemas de sueño, como quienes tienen insomnio.

EuropaPress | Madrid | Actualizado el 18/07/2018 a las 16:22 horas

Los mas vistos

Venus Gillette

Venus Gillette

¡¡¡Vuelven los planazos!!!

Disfruta con Venus de un verano increíble y no te pierdas ningún plan

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.