NUEVA ESPECIE DE DINOSAURIO

NUEVA ESPECIE DE DINOSAURIO

Encuentran un dinosaurio con su última comida en las entrañas

El descubrimiento sugiere que el pequeño dinosaurio, perteneciente al período Jurásico en la Patagonia, devoró las semillas en vez de tomarse el tiempo necesario para masticarlas.

Gut content of Isaberrysaura mollensis gen. et sp. nov. (a–c), seeds of cycads (c), and other seeds (s); rib (r). (d,e) Detail of seeds of cycads: sarcotesta (sa), sclerotesta (sc), coronula (c), nucellus (n). (f) Location of the gut content in the reconstructed skeleton of Isaberrysaura mollensis gen. et sp. nov.

Un reciente descubrimiento del período Jurásico en la Patagonia muestra ahora la última comida de un dinosaurio, fosilizada en sus entrañas. El hallazgo corresponde a una nueva especie de dinosaurio, llamada Isaberrysaura mollensis, y proviene de uno de los principales grupos de dinosaurios llamados Ornithischia - los lagartos con forma de pájaro, (no el linaje de dinosaurios que llevó a las aves). El herbívoro de 5-6 metros de largo habitaba los deltas de la hoy provincia de Neuquén, en Argentina, en la primera parte del Jurásico.

El nuevo dinosaurio se parece un poco a un estegosauro temprano, pero el análisis extenso de su anatomía muestra su más estrechamente relacionado con los antepasados tempranos de dinosaurios tales como Iguanodon e Hypsilophodon. Lo más especial de este descubrimiento, sin embargo, es que parte de su última comida se conserva todavía después de 180 millones de años en el espacio donde antes estaba su tripa, un órgano que hace mucho tiempo ha desaparecido.

El nombre Isaberrysaura no tiene nada que ver con las bayas, pero es en honor de Isabel Valdivia Berry, que fue la primera en reportar el descubrimiento en 2009. Las semillas han sido permineralizadas, lo que significa que han sido reemplazadas por minerales duros que permitieron su preservación durante millones de años. Algunas de las semillas todavía estaban en gran parte completas, lo cual sugiere que el pequeño dinosaurio hambriento las devoró (¿es la primera vez que se "engulló" alguna vez en un papel de investigación de dinosaurio?), en lugar de tomarse el tiempo para masticarlas.

Estas semillas endurecidas probablemente habrían pasado a través de los tractos digestivos del dinosaurio, para ser 'expulsadas' como granos de semilla, lo que significa que aún habrían sido capaces de germinar. Los dientes de Isaberrysaura parecen haber sido bastante pobres en el procesamiento de alimentos, especialmente en comparación con sus primos hadrosauros posteriores y sus inmensas "baterías dentales" para moler la materia vegetal en el olvido, lo que ayuda a explicar por qué las semillas se conservan en tan buenas condiciones.

Los investigadores identificaron estas semillas como pertenecientes a un tipo antiguo de cícada, así como de otras plantas. Según la investigación, comentada en PLOS Blogs, esto es interesante, ya que muestra que algunos dinosaurios, al igual que los mamíferos modernos, podrían haber sido importantes para ayudar a dispersar las semillas de plantas a lo largo de los paisajes a través del ingenio de las plantas de explotar el hecho de que los dinosaurios a caca de vez en cuando.

Más noticias

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.