SOLUCIONES ANTE AMENAZAS QUÍMICAS

SOLUCIONES ANTE AMENAZAS QUÍMICAS

EEUU trabaja en una 'segunda piel' que proteja de ataques químicos

El Departamento de Defensa norteamericano trabaja en el desarrollo de un material que proteja a los soldados de ataques químicos, sin necesidad de utilizar trajes especiales. Esta 'segunda piel' detectaría las amenazas y respondería de "manera adecuada" al vvel apropiado para mitigarla.

Imagen del Pentágono en Washington
Imagen del Pentágono en Washington | Efe

El Departamento de Defensa de EEUU informó de que trabaja en el desarrollo de un material que proteja a los soldados de ataques químicos como "una segunda piel", sin necesidad de utilizar trajes especiales que dificultan la movilidad.

Los investigadores de la Agencia de Reducción de Amenazas Químicas y el departamento de Tecnologías Biológicas está trabajando en varios materiales "multifuncionales" con capacidad de responder de modo controlable a diferentes estímulos físicos o químicos externos, modificando alguna de sus propiedades.

"El objetivo es el desarrollo de materiales multifuncionales dinámicos que estén totalmente integrados a nivel molecular para proporcionar protección contra las amenazas químicas y biológicas al entrar en un ambiente contaminado", indico el Pentágono en su blog sobre ciencia.

La novedad es que el material será fabricado como una prenda que puedan vestir los militares como parte de su uniforme cómodamente, a diferencia de los trajes de protección más aparatosos que tienen que ponerse sobre la ropa de faena si se detecta peligro y en lo que tardan varios minutos.

Esta "segunda piel" tendría la capacidad de detectar la amenaza y responder de "manera adecuada" al "nivel apropiado" para mitigarla.

Además, la están diseñando para que sea ligera y dé menos calor. Esto aumentará la capacidad de combate de las tropas que tienen que usar este tipo de protección en ambientes desérticos y con altas temperaturas.

Esta 'segunda piel' es uno de los proyectos en los que está trabajando el departamento como parte de un programa centrado en la tecnología innovadora para crear soluciones ante amenazas químicas tanto para uso militar como civil.

Esta nueva tecnología "no sólo dará una nueva capacidad a los combatientes" sino que auguran que tendrá un impacto "en el día a día de la población civil", según Tracee Harris, director de ciencia y tecnología de nuevos materiales de la agencia.

Otras compañías fuera del Departamento de Defensa también están invirtiendo en nuevas posibilidades de confección de materiales para la mejora del rendimiento de las vestimentas.

Asimismo, empresas dedicadas a producir ropa de esquí o de alta montaña están estudiando desarrollar prendas térmicas de última generación que tienen altas capacidades de gestión de la humedad y también ofrecen más protección contra el frío.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.