SEGÚN UN ESTUDIO DE LOS DATOS DEL SATÉLITE AQUA

SEGÚN UN ESTUDIO DE LOS DATOS DEL SATÉLITE AQUA

Dos tercios de la superficie de la Tierra están cubiertos de nubes

El 67% de la superficie de la Tierra está normalmente cubierta por nubes. Este es sobre todo el caso de los océanos, donde otra investigación señala que menos del 10% del cielo está completamente despejado de nubes en un momento dado.

Crean nubes más brillantes para combatir el cambio climático
Cielo con nubes | Agencias

Un estudio basado en una década de datos de satélite estima que alrededor del 67 por ciento de la superficie de la Tierra está normalmente cubierto por nubes. Este es especialmente el caso de los océanos, donde otra investigación muestra que menos del 10 por ciento del cielo está completamente despejado de nubes en un momento dado. Sobre la tierra firme, sólo el 30% de los cielos están completamente libre de nubes.

La naturaleza nebulosa de la Tierra es inequívoca en este mapa mundial de nubes, basado en los datos recogidos por el instrumento Moderate Resolution Imaging Spectroradiometer (MODIS) en el satélite Aqua.

MODIS recoge datos suficientes para hacer un nuevo mapa global de nubosidad todos los días, y esta versión del mapa muestra un promedio de todas las observaciones de nubes del satélite entre julio de 2002 y abril de 2015. Los colores van desde el azul oscuro (sin nubes) de color azul claro (algunas nubes) a blanco (nubes frecuentes).

Hay tres grandes bandas en las que los cielos tienen más probabilidades de estar nublado: una estrecha franja cerca del ecuador y dos tiras más anchas en las latitudes medias, relacionadas con los patrones de circulación atmosférica a gran escala.

Las corrientes oceánicas gobiernan el segundo patrón visible en el mapa de nubosidad: la tendencia de las nubes es formarse frente a las costas occidentales de los continentes. Este patrón es particularmente fuera de la costa de América del Sur, África, y América del Norte. Se produce porque el agua de la superficie de los océanos es empujada al oeste lejos del borde occidental de los continentes debido a que la dirección Tierra gira sobre su eje.

La influencia de las montañas
En algunas de las partes menos nubladas del mundo, la influencia de otros procesos físicos es visible. Por ejemplo, la forma del paisaje puede influir en donde se forman las nubes. Las lluvias tienden a formarse en las laderas montañosas a barlovento (a favor de la orientación del viento).

Esto produce desiertos en el lado de sotavento de las montañas. Ejemplos de desiertos causados por las sombras de lluvia son la meseta del Tíbet (al norte de las montañas del Himalaya) y el Valle de la Muerte (al este de la cordillera de Sierra Nevada en California).

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.