INVESTIGADORES DE LA UNIVERSIDAD DE GEORGIA

INVESTIGADORES DE LA UNIVERSIDAD DE GEORGIA

Desarrollan una vacuna que ataca el 70% de los cánceres letales

En las pruebas se redujeron los tumores de mama en un 80 por ciento, y los investigadores creen que también podría hacer frente a los cánceres de próstata, páncreas, intestino y de ovario.

Poniendo una vacuna
Poniendo una vacuna | antena3.com

Investigadores de la Universidad de Georgia y de la Clínica Mayo de Arizona (EEUU) han desarrollado una vacuna capaz de reducir los tumores de cáncer de mama y de páncreas en ratones, según un estudio.

Según explicó Geert-Jan Boons profesor de Química e investigador en el Centro de Cáncer Universidad de Georgia y co-autor del estudio, la vacuna provoca una respuesta inmunitaria "muy fuerte", que permite activar el sistema inmune y reducir el tamaño del tumor en un promedio del 80 por ciento.

La vacuna, que enseña al sistema inmune a combatir los tumores con concentraciones de la proteína MUC1, común en los procesos cancerígenos, se describe esta semana en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

Boons se muestra "cautelosamente optimista", ya que a veces los resultados en ratones no funcionan igual en el ser humano, pero confía en que este tipo de vacunas pueda tener un papel importante en el tratamiento del cáncer.

Los científicos explican que cuando las células se vuelven cancerosas, el azúcar de las proteínas de su superficie se somete a distintos cambios que las diferencian de las células sanas.

Durante décadas han tratado de activar el sistema inmune para reconocer esas diferencias y destruir las células cancerosas sin atacar las normales. El problema es que como las células cancerosas se originan en el propio cuerpo, el sistema inmunológico no las reconoce como extrañas y por lo tanto, no inicia el ataque.

Pero "estamos empezando a contar con terapias que pueden enseñar a nuestro sistema inmune cómo combatir las características únicas que sólo se encuentran en las células de cáncer", señaló Boons, algo que, combinado con el diagnóstico temprano espera que ayude a que el cáncer sea en un futuro una enfermedad que se pueda controlar.

Para realizar el experimento, los investigadores utilizaron ratones modificados genéticamente desarrollados por la profesora de Investigación Terapéutica del Centro de Investigación del Cáncer de la Clínica Mayo en Arizona, Sandra Gendler, y co-autora del estudio.

Como en los humanos, los ratones desarrollan tumores que sobreexpresan en la superficie de sus células la MUC1, una proteína que se encuentra en más del 70 por ciento de todos los cánceres mortales, como el de mama, páncreas y ovario.

Estudios anteriores habían revelado que los elevados niveles de esta proteína, común en los procesos tumorales, tienen un papel fundamental en la habilidad de las células cancerígenas para resistirse a la acción de las drogas anti-cáncer utilizadas, por ejemplo, en la quimioterapia.

De hecho, esta proteína está presente en el 90 por ciento de los cánceres llamados "triple negativos", que no reaccionan a los tratamientos hormonales habituales. Sólo en EEUU hay 35.000 pacientes diagnosticados cada año con tumores triple negativo.

Por eso crear la herramienta que permita al cuerpo reconocer la proteína MUC1 producida por el propio tumor y reaccionar contra ella, es fundamental para algunos tipos de cáncer que no se pueden operar.

Gendler enfatizó que esta es la primera vez que una vacuna lleva al sistema inmunológico a distinguir y eliminar las células cancerosas en función de ciertas proteínas y esperan poder comenzar con los ensayos clínicos a finales de 2013.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.