Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar
TIENE BUEN APETITO Y COME SARDINAS SIN AYUDA

El delfín 'Marcos', varado en Roquetas de Mar, se recupera favorablemente

El equipo veterinario encargado de su cuidado lo protege del sol con una sombrilla de playa y hasta le aplica una crema protectora para mantener bien su piel.

 El delfín Marcos, varado en Roquetas de Mar, se recupera favorablemente ver el video

antena3.com  |  Almería  | Actualizado el 23/08/2012 a las 23:16 horas

La segunda analítica de sangre realizada a 'Marcos', el ejemplar joven de delfín listado (Stenella coeruleoalba) varado desde el martes en una playa de Roquetas de Mar -Almería-, ha revelado que el tratamiento veterinario que se le está aplicando "mejora" los parámetros que presentaba de insuficiencia renal, por lo que los voluntarios de la Asociación en Defensa de la Fauna Marina (Promar) que le atienen han indicado que su estado de salud "deja esperanza a un buen desenlace".

En un comunicado, Promar ha señalado que, pese a las dificultades para recuperar a este cetáceo, mantiene un "buen apetito" e ingiere "por si mismo" sardinas aunque ha perdido su "buena flotabilidad inicial" y precisa de apoyo "posiblemente debido al cansancio".

La asociación ha explicado que, además del tratamiento que el equipo veterinario considera adecuado para las patologías que presenta, se le está protegiendo del sol con una sombrilla de playa y se le está aplicando una especie de crema protectora a base de lanolina.

El delfín, al que se ha llamado 'Marcos' en honor a uno de los primeros bañistas que se dio cuenta de su presencia, llegó a la playa de Roquetas de Mar con "dificultades para nadar" y "con poca fuerza" y presentaba parásitos adheridos a las aletas dorsal y caudal aunque comía "con facilidad" y presentaba un número de respiraciones normales.

'Marcos', que mide 1,1 metros, permanece en un zona acordonada para su manejo con más seguridad y está teniendo una "positiva", lo que, según subrayan desde Promar, "nos deja abiertas las puertas a su recuperación".

Compartir en:
Cerrar ventana
Cerrar ventana