SE HA DESARROLLADO EN ALEMANIA

SE HA DESARROLLADO EN ALEMANIA

Un clavo electrónico consigue alargar huesos rotos de extremidades

El sistema se denomina Fitbone y permite corregir las patologías del crecimiento y secuelas de fracturas en las extremidades inferiores.

El hospital Dexeus ha presentado este miércoles una tecnología para mejorar patologías del crecimiento y secuelas de fracturas en las extremidades inferiores, que consiste en un clavo electrónico que se inserta en el hueso roto y que se alarga a través de un mando externo.

El sistema se denomina Fitbone y se ha desarrollado en Alemania, según ha explicado hoy el doctor Ignacio Ginebreda, jefe de la unidad de patología del crecimiento y reconstrucción ósea de la Fundación ICATME - Hospital Universitario Dexeus Quirón, al presentarlo en una rueda de prensa a la que han asistido dos pacientes que se han tratado con este nuevo método.

Ginebrada ha explicado que el clavo electrónico, similar a los que se colocan cuando hay una fractura, se coloca en el interior del hueso roto y se bloquea, por encima y por debajo de la rotura; tras la intervención, el nuevo mecanismo se programa diariamente, tres veces, para regular el crecimiento, que debe ser muy lento pero constante.

Fitbone

El Fitbone sustituye a las estructuras metálicas que hasta ahora se emplean cuando se quiere alargar un hueso y tiene la ventaja de que, mientras dura el tratamiento, se puede caminar y apoyar el pie, aunque al principio con muletas, y se reducen las infecciones.

Aunque el funcionamiento del Fitbone depende de la capacidad de regeneración del hueso, con este sistema crece un milímetro al día, y el espacio que se alarga tarda en crecer aproximadamente un mes por cada centímetro.

El doctor Ignacio Ginebreda ha remarcado que el tratamiento se propone para la corrección de deformidades en personas que tienen una pierna más corta que la otra, para secuelas de fracturas, o en personas de talla muy baja, aunque no se contempla para cuestiones estéticas.

Según este traumatólogo, los huesos pueden alargarse gracias a la gran capacidad de regeneración que tienen los tejidos óseos, circunstancia que aprovechan los médicos para reconstruir huesos dañados.

Con este clavo, que mide unos 18 centímetros, ya se han tratado de forma completa ocho casos con muy buen resultado, y el mayor crecimiento, de hasta 6 centímetros, se ha dado en un chico al que operaron en un fémur con una malformación congénita que le causaba una diferencia entre ambas piernas de seis centímetros. Otro caso destacado es el de un chico al que le han colocado el clavo en las tibias porque tenia una talla muy baja a causa de una pubertad precoz y un pie equinovaro congénito, y además, las piernas eran de una altura diferente.

El paciente de más edad que se ha tratado tiene 32 años y el más joven 17, y todos han sido hombres menos dos chicas, una de las cuales llamada María Revenaque, ha acompañado hoy al doctor Ginebreda. María ha contado que tenía una dismetría de 4 centímetros y que con el Fitbone han logrado igualar la longitud de las piernas. La paciente se ha mostrado satisfecha con el resultado porque antes no podía realizar cosas normales como caminar descalza por casa; además, tras el tratamiento, ha conseguido realizar su sueño que era poder patinar.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.