NACEN MENOS MACHOS

NACEN MENOS MACHOS

El cambio climático altera el sexo de las tortugas marinas

Investigadores de la Universidad Florida Atlantic han comprobado que la subida del mar y de las temperaturas está alterando el reparto por sexos entre las crías de tortugas bobas. De hecho, en la actualidad ha descendido el número de machos porque las condiciones más cálidas producen hembras.

Crías de tortugas marinas
Crías de tortugas marinas | Agencias

Aunque la tortuga marina lleva sobre la Tierra hace más de 60 millones de años, la sequía, las fuertes lluvias y los cambios climáticos están afectando a la proporción de sexos de neonatos e influirá en la reproducción futura.

Debido a que las tortugas marinas no tienen un cromosoma X o Y, su sexo se define durante el desarrollo por el entorno de incubación. Condiciones más cálidas producen hembras y las condiciones más frescas producen machos.

Los resultados de un estudio de cuatro años sobre los efectos de la temperatura de la arena en los nidos y las crías de estas tortugas han sidopublicadas en la revista Endangered Species Research.

"El cambio en nuestro clima está cambiando las tortugas, ya que altera la temperatura de sus nidos y cambia sus patrones de reproducción", dijo Jeanette Wyneken, Ph.D., profesora de la Facultad de Ciencias de la FAU.

"Las playas de anidación a lo largo de la costa de la Florida son importantes, ya que producen la mayoría de las crías de tortugas bobas que entran en el noroeste del Océano Atlántico."

Las tortugas bobas ya libran una dura batalla ya que aproximadamente uno de cada 2.500 a 7.000 tortugas marinas llegan a la edad adulta.

La tortuga boba típica produce alrededor de 105 huevos por temporada de anidación y tendría que anidar durante más de 10 temporadas de anidación en el lapso de 20 a 30 años sólo para reemplazarse a sí misma y, posiblemente, una pareja.

Y si faltan machos debido al los cambio climático, entonces esto va a resultar un problema grave para esta especie.

Wyneken y su equipo documentaron relaciones entre precipitación y temperatura de la arena, así como entre precipitación, temperatura de los nidos y proporción de sexos de las crías en una playa de anidación en Boca Ratón, situada en el sureste de Florida.

El sexo de cada tortuga se verificó por vía laparoscópica para proporcionar medidas empíricas de la proporción de sexos para el nido y la playa de anidación.

"La mayoría de las crías en la toma de muestras eran hembras, lo que sugiere que a través de las cuatro estaciones del año la temperatura de los nidos no fue lo suficientemente fría para producir machos", dijo Wyneken.

"Sin embargo, en la primera parte de la anidación y en años húmedos, la temperatura de los nidos eran más frescas, y nacieron significativamente más machos".

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.