TAMBIÉN SE APLICA AL MÁRKETING VIRAL

TAMBIÉN SE APLICA AL MÁRKETING VIRAL

Un algoritmo puede detectar ataques terroristas o trazar la propagación de epidemias

El investigador de la Escuela politécnica federal de Lausana (en Suiza) Pedro Pinto y sus colaboradores han desarrollado un algoritmo que permite detectar ataques terroristas o encontrar la fuente primaria de una enfermedad infecciosa, como el cólera, entre otras utilidades.

Algoritmo matemático
Algoritmo matemático | Agencias

El investigador de la Escuela politécnica federal de Lausana (en Suiza) Pedro Pinto y sus colaboradores han desarrollado un algoritmo que permite detectar ataques terroristas o trazar la propagación de epidemias, entre otras utilidades. La investigación ha sido publicada en 'Physical Review Letters'.

Por ejemplo, en las simulaciones por ordenador de las conversaciones telefónicas, durante los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, ha sido uno de los puntos para probar el sistema de Pinto.

Según el investigador, "al reconstruir el intercambio de mensajes durante el atentado, nuestro sistema obtuvo los nombres de tres posibles sospechosos, uno de los cuales resultó ser el autor intelectual de los ataques, según la investigación oficial".

El algoritmo también se puede emplear para encontrar la fuente primaria de una enfermedad infecciosa, como el cólera. "Hemos probado nuestro método con los datos de una epidemia en Sudáfrica, proporcionados por el profesor Andrea Rinaldo, de la Escuela politécnica federal de Lausana", explica Pinto.

Según el investigador, "mediante la modelización de redes fluviales, y redes de transporte humano, hemos sido capaces de encontrar el lugar donde aparecieron los primeros casos de infección, mediante el control de sólo una pequeña fracción de los pueblos".

El método también sería útil para responder a ataques terroristas, como el ataque con gas sarín en 1995, en el metro de Tokio, en el que el gas venenoso en los túneles subterráneos de la ciudad mató a 13 personas, e hirió a cerca de 1.000.

"Nuestro algoritmo no necesitaría detectores en todas las estaciones, ya que una muestra sería suficiente para identificar rápidamente el origen del ataque", señala Pinto.

Además, con este método se puede encontrar la fuente de todo tipo de rumores que circulan en una red, con un número limitado de miembros de dicha red.

Así, suponiendo que alguien encuentra un rumor acerca de sí mismo, que se ha propagado en Facebook, y que se ha enviado a 500 personas, a sus amigos o, incluso, a amigos de sus amigos, se podría encontrar a la persona que inició el rumor.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.