Liopardo

Liopardo

Querido Jesucristo

Querido Jesucristo

cristojaenportada2.jpg
cristojaenportada2 | Liopardo

No veas la que hay montada por aquí. La verdad es que está la cosa bien revuelta con tus fans más radicales últimamente. A ver, es cierto que se han relajado bastante de unos siglos a esta parte, eso es indiscutible (ya no queman gente, ni te meten un palo por el culo y te lo sacan por la boca), pero ahora les ha dado por los juicios por tonterías, que es mucho menos doloroso, pero igual es hasta más pesado que lo otro. Antes era todo más rápido. ¿Me parece que te has metido con mi dios? PUM, pues te torturo un rato y luego te mato a palos. Se iba de frente, joder. Ahora es todo más llorón y ridículo. “Es que me he indignado con un dibujico que has hecho, es que me ha ofendido lo que has puesto en tu muro (no el de las lamentaciones, otro) y quiero que venga un señor juez y te encierre en una celda o te arruine a base de multas, así yo me quedo más tranquilo”. A ver, que contado así, siendo tú un tío al que mataron dejándolo pinchado con clavos oxidados en una puñetera cruz de no sé cuántos metros (putos locos enfermizos los romanos también) todo esto que te cuento te sonará a “pues mira chico, qué quieres que te diga, yo lo prefiero, ojalá me hubieran puesto una multita a mí por vacilarle a los dioses de mi época en vez de clavarme”. Sí, lo sé. Si tienes razón, es mucho mejor lo de ahora, pero te aseguro que si vivieras hoy, con el pronto que tú tienes, no aguantabas ni un minuto las tonterías estas. Y eso si hablamos de fanáticos ofendidos, si hablamos de otras cosas, ya ni te cuento. Si te liaste a hostia limpia con los mercaderes del templo por ponerse a vender allí cuatro chatarras, te toca hoy toda la movida de Bankia, del rescate bancario, de lo de las pensiones y todo esto y te digo yo que acabas pasando por la Audiencia Nacional sí o sí.

Pero bueno, no nos desviemos del tema. La cosa es que estamos cada dos por tres con una tontería nueva. A uno, que lo quieren enjaular por denunciar la pederastia (supongo que estarás al tanto de cómo algunos estafadores que hablan en tu nombre han querido interpretar lo de “que los niños se acerquen a mí”) por usar hostias; otra que protesta en la puerta de una Iglesia levantándose la camiseta y lo mismo, empiezan a chillar y la chica termina de juicios; el otro, que si se viste de ti en el carnaval y lo mismo, ante Pilatos. Vamos, un puto pitote diario. Pero es que el otro día, y para eso te escribía, siéntate que esto es para mear y no echar gota, van y condenan a un chaval porque cogió la foto de una representación inventada de ti y cambió la cara del tío que se hacía pasar por ti (que no eras tú, obviamente, porque fotos tuyas no hay) y el chaval puso su cara. Pues condenado a un multazo el crío. Vamos, que esta gente no solo te han robado los derechos de imagen, es que se están inventando tu cara y están cobrando indemnizaciones al indignarse cuando otro se la inventa. Tienen montado un buen chiringuito. Bastante más grande que el de los mercaderes. Yo te lo digo, venir o no a arreglarlo es cosa tuya y entiendo que después de la última, muchas ganas no tendrás. Pero si vienes, nos tienes de tu lado a unos cuantos. Si vienes a poner orden y les montas el pollo que se merecen te intentarán encerrar, eso dalo por hecho. Te acusarán de ofenderte a ti mismo los sentimientos. Un follón jurídico, ya te lo explicaremos, pero de verdad que merece la pena que vengas cuanto antes a explicar de qué iba lo tuyo, porque esto está manga por hombro. Y la tontería se impone.

Gerardo Tecé | Madrid | Actualizado el 05/03/2018 a las 13:40 horas

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.