LOS PASOS DE SU CREACIÓN

LOS PASOS DE SU CREACIÓN

Las claves de un coche casi perfecto, el RB9 de Sebastian Vettel

El equipo austriaco empleó cinco meses y alrededor de 300 diseñadores en crear el coche de Sebastian Vettel y de Mark Webber con un único objetivo en la mente: volver a ser campeones de Fórmula 1.

La escudería de Christopher Horner está a punto de revalidar el título de constructores conseguido en 2010, 2011 y 2012. El monoplaza del equipo de Sebastian Vettel y, todavía, de Mark Webber es uno de los artífices del triunfo de la marca austriaca y Adrian Newey, el principal responsable de su gran rendimiento en pista.

Para llegar al RB9, los diseñadores tuvieron que estudiar los compuestos utilizados en el pasado en los monoplazas de Fórmula 1. El análisis de la historia es esencial para construir los coches del rpesente y del futuro. En muchos casos, las técnicas utilizadas actualmente en aeródinámica y los compuestos de los materiales ya han sido usados en el pasado. 

El mejor túnel del viento

Como cualquier otro coche de la parrilla, el chasis es de fibra de carbono pero, si no fuera por las horas empleadas en el diseño de su estructura, el chasis sería como el de otro monoplaza. La clave, por lo tanto, no es el material con el que se crea un Fórmula 1, sino el tiempo empleado en conseguir el mejor resultado con los compuestos utilizados.

Newey y el túnel del viento
La aerodinámica es esencial para lograr triunfos en la Fórmula 1, es por ello que una escudería campeona como lo es Red Bull debe tener los mejores ingenieros, entre los que destaca Adrian Newey, y las mejores instalaciones. Si Adrian Newey es el hombre clave en el diseño del RB9, la máquina es el túnel de viento. Red Bull tiene el mejor sistema de estudio aerodinámico de toda la Fórmula 1, a diferencia de Ferrari, y, gracias a ello, lideran la clasificación general de pilotos y escuderías.

72 horas para crear una pieza

Detalle en cada pieza
Hay piezas de menos de un euro que han acabado con carreras y Mundiales, es por ello que en el equipo austriaco tratan cada componente al detalle. En algunos casos, pueden pasar hasta tres días desde que se inicia el proceso de creación de un elemento del monoplaza hasta que se llega a la conclusión del mismo.

La perfección es sinónimo de Red Bull y es que gracias al trabajo milimetrado de los ingenieros y de todo el team en general, el 'team' de Christopher Horner ha conseguido desbancar a Ferrari de lo alto de la parrilla y, en los últimos cuatro años, ha pasado a ser la principal referencia en una competición tan dura y exigente como lo es la Fórmula 1.

Gonzalo Palafox | Madrid | Actualizado el 31/05/2017 a las 15:37 horas

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.