Atresmedia utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis.

Al continuar con tu navegación entendemos que das tu consentimiento a nuestra política de cookies.

Continuar

La mejor F1 en redes sociales

facebook twitter
UNO DE ELLOS SERÁ TRICAMPEÓN DEL MUNDO

Alonso contra Vettel, una pelea de gallos

Alonso y Vettel están peleando por algo más que un Mundial. Están peleando por entrar en la historia como el tricampeón más joven de la historia de la F1, y lo hacen en desigualdad de condiciones, porque el Red Bull de Sebastian está a años luz, de momento, del Ferrari de Fernando.

Alonso saluda a Vettel Alonso saluda a Vettel | Foto: JM Rubio

Luis Fco. Castillo  |  Madrid  | Actualizado el 20/10/2012 a las 18:14 horas

Sebastian con el mejor coche, Fernando con su mejor pilotaje. Cuatro carreras para proclamarse el tricampeón más joven de la historia en una lucha sin precedentes por la hegemonía de la Fórmula 1. Solo tendrán más títulos Fangio, Prost y Schumacher. Y, para colmo, los rumores que les sitúan juntos en Ferrari a partir de 2014 no cesan.

La carrera deportiva de Fernando Alonso parece ligada a la de dos campeones germanos. Aquel joven asturiano que se proclamó el bicampeón del mundo más joven de la historia de la Fórmula 1 (2005 y 2006) acabó con la hegemonía del 'Káiser' Schumacher. Ahora, siete años después, lucha con otro piloto alemán, Sebastian Vettel, por su tercer campeonato.

Quién iba a imaginar que aquel chaval que ganó en Monza 2008 a bordo de un Toro Rosso daría tanto que hablar. Esta vez Alonso es el veterano piloto y Vettel el jovenzuelo, pero ambos están empatados en palmarés y no luchan en igualdad de condiciones.

En un lluvioso GP de Italia de 2008, Vettel consiguió la primera pole de su carrera, que luego rubricó con su primera victoria, convirtiéndose así en el piloto más joven de la historia en conseguir una pole, un podio y una victoria, récords anteriormente ostentados por Fernando Alonso.

Con sus triunfos en 2010 y 2011, Vettel también se convirtió en el bicampeón más joven. Alonso, un veterano en estas lides, lucha ahora en cuatro duelos a todo o nada contra un Vettel que solo tiene seis puntos de ventaja, nada comparado con las décimas que a día de hoy le saca el Red Bull al F2012.

Vettel arrolla cuando sale en primera línea
Los números de Vettel dan miedo: suma 25 triunfos -ya se encuentra entre los siete magníficos de todos los tiempos- y 33 poles, solo superado por Michael Schumacher y Ayrton Senna. El alemán ha cosechado todas sus victorias partiendo desde las tres primeras plazas de parrilla, mientras que Alonso ha vencido casi la mitad de las veces partiendo de más atrás.

Por ello, Alonso solía decir que es muy fácil ganar con un monoplaza tan superior a los demás como lo ha sido el Red Bull en las últimas temporadas, sin restar méritos a un Vettel eficaz que, cuando tiene un coche a su altura, barre a sus rivales el sábado y el domingo.

Vettel y Alonso, ¿juntos en Ferrari?
Muchos medios internacionales de prestigio, como la BBC o la Gazzetta, anuncian que Alonso y Vettel podrían coincidir en Ferrari a partir de 2014. Montezemolo lo ha negado de mangera tajante -"no quiero dos gallos en el mismo corral"-, pero el río viene sonando con demasiado fuerza desde hace tiempo.

Además, es más que probable que en 2014 uno de los dos, o quizá los dos, sean tricampeones del mundo. Sin embargo, esta temporada hay algo más que un Mundial en juego: es la lucha por ser el tricampeón más joven de la historia, por tener la hegemonía de la Fórmula 1.

Solo tendrían más títulos Fangio, Prost y Schumacher. También es un duelo norte vs. sur: Ferrari con un equipo italiano, piloto español y un monoplaza diseñado por un griego; Red Bull una firma austriaca con sede en Reino Unido y un piloto alemán al volante.

El penúltimo juguete de Adrian Newey
A falta de solo cuatro pruebas, Vettel tiene el coche más rápido gracias al último invento de Adrian Newey: un doble DRS que Mercedes y Lotus tratan de implementar desde hace un año pero que a Red Bull parece funcionarle a la perfección desde Singapur.

Alonso, por su parte, ha liderado el Mundial con sus particulares armas: sus poles las consiguió bajo la lluvia de Silverstone y Hockenheim, el primer triunfo en Malasia fue también en mojado y la victoria de Valencia quedará para la historia como un cúmulo de fortuna y pilotaje sensacional del asturiano.

Lo cierto es que Ferrari ha ido a remolque casi toda la temporada gracias a un monoplaza mal parido de inicio y bien parcheado después. La Scuderia tiene al mejor jinete, pero no es suficiente cuando al Cavallino de 2012 le faltan caballos para pelear con los coches azules de las bebidas energéticas.

Dos décimas para pelear con los Red Bull
Ferrari necesita mejorar la aerodinámica y la velocidad punta los sábados para plantar cara los domingos a Red Bull; la clave parece quitarse de enmedio a Vettel en la clasificación. No será fácil, pero Domenicali pide dos décimas para el GP de India. Confiemos.

Lo cierto es que éste ha sido un Mundial de ida y vuelta: comenzó arrollando McLaren, Ferrari tuvo su particular cima a mitad de temporada y ahora Red Bull parece el equipo a batir, si bien tal superioridad no se había visto aún este año.

En definitiva, parece complicado que ambos bicampeones cohabiten en el mismo corral. Alonso tiene contrato hasta 2016, siempre se ha mostrado reacio a Vettel y Vettel siempre le ha tirado los trastos a Ferrari. Estén donde estén, ambos parecen llamados a dominar la Fórmula 1 hasta 2014.

Compartir en:
Cerrar ventana
Cerrar ventana