Atresmedia utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis.

Al continuar con tu navegación entendemos que das tu consentimiento a nuestra política de cookies.

Continuar

La mejor F1 en redes sociales

facebook twitter
SIN AYUDA DE MASSA

Alonso lucha solo por el Mundial

Con la mitad de la temporada cumplida, Fernando Alonso lidera un Mundial con 40 puntos de ventaja sobre Mark Webber en una pelea en solitario contra Red Bull, McLaren y Lotus debido a la poca ayuda que le está prestando Felipe Massa y que hace que a pesar de que Ferrari lidere el campeonato de pilotos, se encuentre cuarta del de constructores.

Alonso: Alonso: "La prioridad es terminar por delante de Webber" | Foto: JM Rubio

Jorge Bautista  |  Madrid  | Actualizado el 31/07/2012 a las 15:30 horas

Tener a un piloto liderando el Mundial con 40 puntos de ventaja sobre el segundo clasificado mediada la temporada debe ser un motivo de alegría para cualquier escudería, pero para Ferrari es una alegría a medias. Porque si Fernando Alonso es primero en el campeonato con 164 puntos, Felipe Massa anda perdido en el puesto 14 con 25 y está siendo incapaz de ayudar a su compañero en la lucha por el título.

Fernando está solo en su batalla, una batalla en la que los demás rivales sí cuentan con sus compañeros como poderosos aliados para alzarse con el Mundial. La diferencia existente entre Alonso y Massa es la mayor que hay entre dos pilotos de la misma escudería en el presente campeonato, habiendo entre ambos un total de 139 puntos de diferencia.

Tampoco puede el asturiano contar con su compañero para arañar puntos a los rivales directos o para entorpecerles el camino entre las posiciones altas de cada carrera, pues rara ha sido la prueba en la que el brasileño ha rodado en alguna ocasión entre los diez primeros. Y rara ha sido en la que ha logrado puntuar. Aun habiendo terminado en diez de las once carreras, tan solo ha puntuado en cuatro, con dos novenos puestos, un sexto y un cuarto.

Si la evolución de aquí a final de temporada es similar, al final del Mundial se puede dar una situación bastante curiosa e inédita. Y es que Fernando puede ser campeón del mundo mientras Ferrari ocupa el cuarto puesto de la clasificación de constructores, algo que ahora mismo sucede estando Red Bull (246 puntos), McLaren (193 puntos) y Lotus (192 puntos) por delante de la 'Scuderia'. De los 189 puntos de Ferrari, 164 pertenecen al mismo piloto.

Red Bull lucha en equilibro
Porque los demás equipos sí tienen una compenetración perfecta, o casi perfecta, entre sus dos pilotos. Sobre todo Red Bull, ya que a Webber y a Vettel les separan únicamente dos puntos en el Mundial de pilotos y la alternancia entre uno y otro en cuanto a quién está más arriba en cada carrera o clasificación es constante. De hecho, aunque Sebastian es el primer piloto de la escudería austriaca, es Webber quien más se ha subido a lo más alto del cajón en este curso, estando la batalla dos a uno a favor del australiano.

Algo parecido sucede en McLaren. A pesar de la irregularidad de Button, el dúo británico formado por Hamilton y Jenson ha logrado entre ambos sumar 193 puntos, repartiéndose entre 117 para el primero y 76 para el segundo. Aún con los 41 puntos que separan a ambos, Button consiguió ganar el GP de Australia y se ha subido al podio en otras dos ocasiones. Además, poco a poco va recuperando la forma que le hizo campeón en Brawn.

Lotus, tercera sin ganar una carrera
Bastante más raro es el caso de Lotus. Ninguno de sus dos pilotos ha ganado una carrera pero la seña de identidad de esta escudería es la regularidad. No ha habido ningún Gran Premio sin un Lotus en los puntos y en cuatro de ellos han entrado uno al lado del otro, llevando en total dos dobletes en el podio. De no ser por la cantidad de carreras que han visto retirarse a Grosjean, Lotus estaría luchando con Red Bull por el título de constructores, claro que el galo es un gran clasificador, al contrario que Massa.

Alonso tiene mucho a su favor y mucho en contra para ganar el Mundial. A su favor tiene que es el piloto más completo de la parrilla y se ha adaptado a la perfección a un Ferrari lejos de ese total dominio que sí tenía cuando Michael Schumacher se sentaba en él. En contra tiene que más que luchar contra pilotos, está luchando sin ayuda contra Red Bull, McLaren y Lotus. Una batalla en la que está en inferioridad.

Compartir en:
Cerrar ventana
Cerrar ventana