Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar

Todos los especiales

Ir
'A FONDO'

El caso de Kate Middleton reabre el debate entre información y privacidad

Tras la decisión de la Justicia francesa sobre las fotos en topless de Kate Middleton, se abre una investigación por vía penal por atentado contra la vida privada de los Príncipes. Es el eterno debate entre derecho al honor y a la libertad de información, que ha llevado esta semana a indemnizar a la actriz española Elsa Pataky por unas fotos desnuda, mientras posaba para otro medio.

El caso de Kate Middleton reabre el debate ver el video

Pablo Casal  |  Madrid  | Actualizado el 19/09/2012 a las 17:34 horas

La entrega inmediata de los negativos, prohibición total de volver a publicarlas y directores de publicaciones cesados han sido las consecuencias inmediatas de la decisión de la Justicia francesa sobre las polémicas fotos en topless de Kate Middleton.

Pero habrá más: ahora se inicia una larga investigación por la vía penal por atentado contra la vida privada de los príncipes. Es el eterno debate entre dos derechos: al honor y a la libertad de información cuando se trata de famosos. ¿Pero qué ocurre cuando el famoso está en un lugar privado? El fotógrafo no puede hacer la foto desde dentro.

Usar teleobjetivos, helicópteros, escaleras… son los factores que tienen en cuenta los jueces a la hora de condenar. Esta misma semana, la justicia española le ha dado la razón a la actriz Elsa Pataki por robarle fotos desnuda mientras posaba para otro medio. La ley es clara; pero aun así, los medios se arriesgan y siguen publicando fotos que invaden la intimidad del famoso sabiendo que tarde o temprano serán condenados.

La familia real británica ya sufrió hace veinte años una situación similar cuando Diana de Gales fue fotografiada en top less mientras estaban de vacaciones en España. En aquella ocasión las fotos no fueron publicadas porque se llegó a un discreto acuerdo extrajudicial.

La justicia da la razón a los Duques de Cambridge: las fotos de Kate Middleton en topless son una intrusión en su vida privada. Un tribunal francés ha tomado la decisión por vía urgente y ha prohibido cualquier nueva difusión o distribución de esas imágenes bajo multa de 10.000 euros. La pareja real ha "celebrado" la decisión.

Compartir en:
Cerrar ventana
Cerrar ventana