Todos los especiales

Ir
Algunos esconden un intento de fraude a los seguros

Así se investiga el incendio de una nave industrial

Al menos una docena de naves industriales han ardido en el último mes. Los reporteros de A Fondo nos muestran qué ocurre tras un incendio de estas características. Cuando se sofocan las llamas empieza una ardua investigación para averiguar si se trata de un accidente o de un incendio intencionado. El año pasado el fraude a las aseguradoras aumentó un 11%.

  • Así se investiga el incendio de una nave industrial
  • Al menos una docena de naves industriales han ardido en el último mes. Los reporteros de A Fondo nos muestran qué ocurre tras un incendio de estas características. Cuando se sofocan las llamas empieza una ardua investigación para averiguar si se trata de un accidente o de un incendio intencionado. El año pasado el fraude a las aseguradoras aumentó un 11 por ciento.
  • naves industriales, incendios, intencionado,investigacion
  • asi-investiga-incendio-nave-industrial
Video: Erika Barreras/Almudena Cabrero

Erika Barreras/Almudena Cabrero  |  Madrid  | Actualizado el 26/06/2012 a las 17:34 horas

En minutos las llamas devoran lo que encuentran a su paso. Naves industriales, talleres, negocios. Incendios que su mayoría son accidentales pero que a veces esconden un intento de fraude. El dueño de esta empresa de maderas no dudó en prender fuego a su negocio para intentar defraudar al seguro. La investigación concluyó que fue intencionado. Le condenaron a tres años de cárcel.

¿Pero cómo se investiga un incendio de esta magnitud?. Agentes de la Guardia Civil de Navarra siguen el mapa del fuego para averiguar si se trata de un siniestro fortuito, negligente o intencionado.

El Cabo Cachairo, técnico de incendios de la Guardia Civil de Navarra, nos cuenta que para la investigación se basan en el comportamiento del fuego. Hay tres parámetros: la temperatura, el sitio donde se inició el fuego y el viento reinante.

El objetivo es buscar el foco primario, el sitio donde realmente se ha producido el primer fuego.

Los fraudes suponen pérdidas millonarias para las aseguradoras. Por eso las compañías han aumentado un 17% la inversión que destinan a perseguirlos.

Javier Fernández, responsable de comunicación de la Unión Española de Entidades Aseguradoras (UNESPA) asegura que “hoy con los datos de 2011 por cada euro que se destina a investigar un fraude se consigue evitar 46 euros que iban a ser pagados fraudulentamente”

Las incendios negligentes en negocios se han duplicado en los últimos años. Esta empresa de congelados de Galicia acabó ardiendo por la mala práctica de un soldador. En los últimos 4 años, los intentos de fraude a las aseguradoras han aumentado un 25%.

Compartir en: