Atresmedia utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis.

Al continuar con tu navegación entendemos que das tu consentimiento a nuestra política de cookies.

Continuar

Todos los especiales

Ir
'A FONDO' ES TESTIGO DE LAS AVALANCHAS DE INMIGRANTES

Los asaltos a la frontera de Melilla se han multiplicado desde el mes de agosto

Suelen ser saltos coordinados y simultáneos por parte de cientos de inmigrantes. En la avalancha, muchos resultan heridos y algunos mueren. La valla tuvo que ser reforzada en 2006, duplicando su altura hasta los seis metros, ante los continuos intentos de entrada en nuestro país.

  • La frontera de Melilla sufre nuevos asaltos masivos de inmigrantes
  • Desde el pasado mes de agosto los asaltos a la frontera de Melilla se han multiplicado. La valla tuvo que ser reforzada en el 2006 duplicando su altura hasta los seis metros ante los continuos intentos de entrada en nuestro país. Suelen ser saltos coordinados, de forma simultánea de cientos de inmigrantes; en la avalancha, muchos resultan heridos.
  • Frontera Melilla, inmigración ilegal, guardia civil, A fondo
  • frontera-melilla-sufre-nuevos-asaltos-masivos-inmigrantes
Video: antena3.com

Gabriel Relaño  |  Madrid  | Actualizado el 17/10/2012 a las 18:03 horas

Las cámaras graban cómo un individuo acaba de saltar la valla que separa Melilla de Marruecos. En este caso se trata de un intento aislado, pero cada cierto tiempo se producen asaltos masivos y coordinados. Son cientos de inmigrantes que de forma simultánea trepan con rudimentarias escaleras las alambradas: dos vallas paralelas de seis metros de altura cada una que rodean la ciudad de Melilla. Once kilómetros vigilados por cámaras y sensores.

Son inmigrantes subsaharianos que a menudo pasan semanas, incluso meses, acampados en las cercanías de la valla esperando el mejor momento para saltar.

En medio de la avalancha siempre hay heridos, en ocasiones muertos. En su huida hacia el territorio español, quedan enganchados en el alambre. Como testigos del asalto quedan repartidos por el suelo los restos de la ropa de los inmigrantes.

Hace seis años, la valla fue sustituida por otra de doble de altura y se reforzaron las medidas de seguridad. Desde el COS, el Centro Operativo de Seguridad, se vigila día y noche todo el perímetro.

Aun así, la cerca sigue sufriendo asaltos masivos; avalanchas que, tras varios meses de tranquilidad, se han multiplicado desde el pasado mes de agosto.

Compartir en: