Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar

Todos los especiales

Ir
PENAS DE CÁRCEL DE ENTRE UNO Y SEIS AÑOS PARA LOS DELINCUENTES

Los agentes reciben clases de conducción evasiva para afrontar una persecución real

Muchos atracadores se dan a la fuga después de perpetrar el robo. Algunos son expertos conductores y no dudan en desafiar a los agentes poniendo en peligro su vida, y la del resto de conductores. Para enfrentarse a situaciones como éstas, los agentes se preparan con clases de conducción evasiva. Los reporteros de 'A Fondo' han asistido a una de estas clases.

Los agentes reciben clases de conducción evasiva para afrontar una persecución real ver el video

Helena Girbes / Fernando de Dios  |  Madrid  | Actualizado el 28/12/2012 a las 19:03 horas

Asistimos a un caso real. Son las siete de la mañana y la policía persigue a uno de los delincuentes más peligrosos de nuestro país.

Al volante va el 'Niño Juan', un conocido alunicero de Madrid con más de cien delitos a sus espaldas. Durante cuatro horas, mantiene en vilo a los agentes.

Es un experto en darse a la fuga. Consigue despistar a más de una decena de vehículos policiales. Pero el helicóptero no se despega.

El delincuente hace maniobras extremadamente peligrosas, poniendo en riesgo la vida de cientos de conductores que se encuentra a su paso. Unos agentes de paisano le cierran el paso, ya no tiene escapatoria. El 'Niño Juan' es detenido.

Desde el aire, un helicóptero de la Guardia Civil rastrea como un águila a estos locos del volante.

En otro caso real, vemos al conductor de un vehículo que acaba de saltarse un control. Empieza una larga persecución.

Para que los agentes apliquen técnicas adecuadas de conducción en su trabajo diario, se forman con clases de conducción evasiva. Un equipo de 'A Fondo' asiste a una de ellas.

En la mayoría de los casos, quien emprende una fuga desesperada tiene cuentas pendientes con la justicia. Además, serán imputados por un delito de conducción temeraria, enfrentándose a penas de cárcel de entre uno y seis años.

Compartir en:
Cerrar ventana
Cerrar ventana