Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar

Todos los especiales

Ir
SUDÁN DEL SUR ES EL PAÍS MÁS JOVEN DEL MUNDO

200.000 niños en riesgo de desnutrición en Sudán del Sur

19.000 niños mueren cada día en el mundo, y un tercio de esas muertes están relacionadas con la desnutrición. Hay países donde el problema del hambre es acuciante: en el país más joven del mundo, Sudán del Sur, hay 200.000 niños en riesgo. Organizaciones como Unicef combaten en primera línea para paliar esta situación. Les hemos acompañado hasta el corazón de África para conocer "a fondo" esta lucha por la supervivencia.

200.000 niños en riesgo de desnutrición en Sudán del Sur ver el video
Video: Antena3.com

Gabriel Relaño / Alberto Bueno  |  Madrid  | Actualizado el 27/12/2012 a las 17:42 horas

Hasta este hospital de la capital de Sudán del Sur, Juba, llegan a diario niños con desnutrición aguda, que pesan la mitad de lo que deberían pesar para su edad. Es el único hospital pediátrico del país. Un perímetro de brazo inferior a 12 centímetros es la zona roja de la desnutrición que los deja indefensos ante otras enfermedades que en el centro de África pueden ser mortales.

Este era Emanuel hace dos semanas, con el cuerpo hinchado por los edemas. Hoy está recuperado después de un tratamiento de dos semanas que cuesta 40 euros. En lo que va de año, organizaciones como Unicef llevan tratados a 70.000 niños en el país; pero son más de 200.000 los que están en riesgo.

Una situación que se agrava en las zonas rurales. Simón lleva varios días con fiebre alta, un mosquito podría haberle transmitido la malaria. Si se ha infectado, tendrá que quedarse ingresado.

Son nueve millones de habitantes; la mitad, menores de edad. Es el país más joven del mundo. Consiguió la independencia en el 2011 después de varios años de conflicto con su vecino Sudán, una guerra que arrasó la mayoría de las infraestructuras y que también golpeó a la infancia, dejando huérfana a toda una generación.

El gobierno, apoyado por organizaciones internacionales, ha conseguido reducir los índices de pobreza, pero tienen mucho camino por delante: reconstruir un país empezando por el principio, la infancia.

Compartir en:
Cerrar ventana
Cerrar ventana