Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar

MUNDIAL FÓRMULA 1

Los horarios del GP de Japón
EL RINCÓN DE... MARINO HOLGADO, BLOGUERO DE ANTENA3.COM

Los tres lugares que habría que visitar al menos una vez en la vida

Marino Holgado, autor del blog de viajes 'Camino a Mandalay' de antena3.com, nos recomienda los tres 'rincones' a los que él viajaría al menos una vez en la vida. ¿Una pista? Están en Vietnam, Guatemala e Israel.

Los tres lugares que habría que visitar al menos una vez en la vida ver el video

antena3.com  |  Madrid  | Actualizado el 14/09/2012 a las 12:04 horas

Marino Holgado es el autor del blog de viajes de antena3.com, 'Camino a Mandalay'. Le hemos pedido, para cerrar nuestra serie de 'rincones veraniegos' que nos recomiende -como gran viajero que es- tres lugares a su juicio imprescindibles para visitar, al menos una vez en la vida.

El primero de ellos está en Vietnam y es la bahía de Halong, un enorme laberinto de piedra y agua. Marino nos recomienda hacer noche en uno de los barcos que recorren la zona.

El siguiente destino en esta apuesta personal de nuestro 'blogguer' son las ruinas mayas de Tikal, en Guatemala, la que fue una de las grandes capitales del reino maya. Desde algunos de sus templos podremos contemplar espectaculares vistas.

Por último, su tercera recomendación es una ciudad: Jerusalén. "Hay pocos lugares en el mundo -nos dice Marino Holgado- que concentren tanta belleza, tanta historia, tantos conflictos, tantas emociones y tanta vida en tan poco espacio".

Desde el Santo Sepulcro hasta el Muro de las Lamentaciones, la ciudad tiene rincones difíciles de olvidar. Como consejo, un paseo -sin prisa y sin destino- por la ciudad vieja, dividida en cuatro sectores: el cristiano, el árabe, el judío y el armenio.

 

Compartir en:
Cerrar ventana
Cerrar ventana