Atresmedia utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis.

Al continuar con tu navegación entendemos que das tu consentimiento a nuestra política de cookies.

Continuar
"NO ES UNA ATRACCIÓN PARA TURISTAS", SEÑALA COE

La llama olímpica se apaga... para arder de nuevo en su ubicación definitiva

El pebetero fue apagado durante la noche para permitir su traslado al lugar definitivo que ocupará durante el resto de los Juegos en el estadio olímpico de Londres, aunque seguirá sin poderse ver desde el exterior.

Nueva ubicación del pebetero en el estadio Nueva ubicación del pebetero en el estadio | Foto: Agencias

antena3.com | Agencias  |  Madrid

La llama olímpica, conservada en un farol durante el traslado del pebetero a su posición definitiva, vuelve a arder en el recipiente ceremonial del estadio de Stratford. Durante la ceremonia inaugural, el pasado viernes, la llama olímpica fue prendida por siete jóvenes deportistas en el pebetero situado en el centro del estadio y conservada en una antorcha el domingo durante el traslado del recipiente al acceso sur del estadio de ocho metros y medio formado.

El pebetero, formado por 204 pétalos en representación de los países participantes en los Juegos, vuelve a contener la llama ubicado en una zona del estadio que impide su visión desde el exterior.

Sebastian Coe defiende la nueva ubicación
La ubicación del pebetero ha sido objeto de polémica porque, por primera vez en la historia reciente de los Juegos, no se ve desde fuera del estadio. El presidente del Comité Organizador de Londres 2012 (LOCOG), Sebastian Coe, asegura que el pebetero "no se creó como una atracción para turistas". 

"El pebetero se ve en la gran pantalla del estadio olímpico. Va a permanecer allí. La filosofía con la que se creó no es para que sea una atracción para turistas", afirmó Coe durante la conferencia de prensa diaria del Comité Organizador de los Juegos.

Compartir en: