Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar
COMPITIÓ CON EL HIJAB

La judoca Shaherkani, la primera mujer saudí olímpica, se estrena con derrota

Tiene 16 años y estuvo a punto de no participar en los JJOO de Londres 2012 por la prohibición de competir con el hijab. Finalmente pudo salir con él.

La primera mujer saudí en competir en unos JJOO La primera mujer saudí en competir en unos JJOO | Foto: EFE

EFE  |  Madrid  | Actualizado el 03/08/2012 a las 15:40 horas

La judoca saudí Wojdan Shaherkani se convirtió en la primera mujer de su país en participar en unos Juegos Olímpicos después de realizar un combate ante la puertorriqueña Melissa Mojica en la categoría de +78 kilos. Shaherkani, que junto con a la atleta Sarah Attar (800 metros) son las primeras mujeres convocadas en la delegación olímpica de Arabia Saudí, estuvo a punto de no participar en esta cita a causa de la prohibición de la Federación Internacional de Judo (IJF) de competir con hijab.

Sin embargo, tras las negociaciones entre el Comité Olímpico Internacional (COI), la IJF y la delegación saudí, la joven judoca de 16 años, que recibió una invitación especial para participar en Londres 2012, pudo salir a luchar con un hijab que respeta la "sensibilidad cultural musulmana" al cubrirle el pelo.

Cuando por la megafonía se la presentó como la primera mujer saudí en debutar en unos Juegos Olímpicos, el público del Excel Arena la recibió con un caluroso aplauso. Aunque en este caso el rendimiento deportivo quedaba en un segundo plano, Shaherkani, que solo tiene cinturón azul -dos niveles por debajo del negro- y hace dos años que practica este deporte, no fue rival para la experimentada judoca puertorriqueña, que se deshizo de ella en el primer ataque que hizo al minuto de combate.

Hasta entonces, las dos judocas se tantearon por encima el tatami, la saudí sin atreverse a actuar y la puertorriqueña esperando su oportunidad y, con delicadeza por la falta de experiencia de Shaherkani, marcar un ippon. "Esto es el primer paso para popularizar el judo en nuestro país y para empujar a las mujeres a practicar judo.

Ella se siente muy orgullosa y muy afortunada de ser la primera saudí en competir en unos Juegos Olímpicos", explicó su entrenador Mohamed Sabeia, que dijo que hizo un buen papel dada su preparación. Además, el entrenador quiso matizar la situación de las deportistas saudíes. "La situación es de normalidad. Nosotros no tenemos ningún problema con que las mujeres hagan deporte. Muchas mujeres hacen deporte pero en sitios especiales, no en clubs abiertos a todo el mundo. Paso a paso iremos avanzando", aseguró.

Es el primer paso para empujar a las mujeres a practicar judo

Por su parte, el presidente de la Federación de Judo de Arabia Saudí, Hari Kamal Najm, habló en nombre de Shaherkani en la zona mixta y agradeció "el apoyo recibido" a lo largo de estos días. En un país donde las mujeres deben pedir permiso a un hombre para viajar, trabajar, casarse, divorciarse e incluso tratarse en un hospital, la participación de la judoca en estos Juegos ha levantado polémica.

El hecho de competir ante la presencia de hombres en las gradas o de vestir ropa ajustada ha levantado las críticas de algunos sectores de la sociedad saudí contra Shaherkani que, aún así, hizo historia a lo largo de los pocos segundos que duró el combate.

El próximo 8 de agosto llegará el turno de su compañera, la atleta Attar, que participará en las rondas preliminares de los 800 metros. Arabia Saudí, Catar y Brunei eran los tres únicos países que nunca habían incluido mujeres en sus equipos olímpicos. Aquí sí lo han hecho, por lo que los Juegos de Londres son los primeros de la historia en los que todos los países participantes tienen representación femenina.

Compartir en:
Cerrar ventana
Cerrar ventana