Atresmedia utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis.

Al continuar con tu navegación entendemos que das tu consentimiento a nuestra política de cookies.

Continuar
[an error occurred while processing this directive]
JORNADA 6 | OSASUNA 4-0 LEVANTE

Recital rojillo para estrenar su casillero de victorias en Liga ante un Levante insulso

Por fin Osasuna pudo sumar de tres en tres esta temporada. Tras cinco partidos en los que ganar fue imposible, los rojillos se han deshecho con facilidad de un Levante anodino que ni cuando tuvo el marcador encontra dio un paso adelante. En los últimos ocho minutos, con los granotas hundidos, los osasunistas hicieron tres goles.

Armenteros y Cejudo celebran un gol Armenteros y Cejudo celebran un gol | Foto: EFE

EFE  |  Madrid  | Actualizado el 30/09/2012 a las 20:15 horas

Rodillo rojillo el que se vio por fin en el Reyno. Osasuna ganó, convenció y goleó por 4-0 a un flojo Levante con un Emiliano Armenteros que fue el mejor de su equipo y del partido. Los granotas bajaron los brazos con el 2-0 y dejaron vía libre para que los osasunistas vivieran tranquilos y con su afición disfrutando los últimos instantes del encuentro.

A pesar de lo abultado del marcador, la primera parte fue bastante igualada. Los locales llevaan el peso del partido pero sin crear ni juego ni peligro a la portería de un Levante que tenía el duelo donde le gusta. Sin complicaciones, en el que lo importante es el oficio y esperando a que la ansiedad apareciese en un Osasuna que hasta esta sexta jornada no sabía lo que era sumar de tres en tres.

El sopor se apoderó de todos en el Reyno, y es que en los primeros 45 minutos tan solo hubo un par de ocasiones de gol. Un gol que terminaría por llegar, ya entrada la segunda parte, en una jugada con tres remates que finalmente terminó en pies de Armenteros para que, después de otros dos rechaces, pusiera con la zurda el cuero, por fin, dentro de las mallas de Munúa.

Tampoco le importó mucho al Levante encontrarse con el resultado en contra. Siguieron con su juego, sin forzar la máquina y sin demasiados disparos a puerta. Viendo la pasividad de los granotsa, Osasuna no tuvo más que apretar un poco al final del partido para finiquitar y materializar su primera victoria de la temporada. Todo gracias a los últimos ocho minutos, donde primero Lamah, luego Timor y finalmente Nino certificaron la goleada rojilla.

Compartir en: