Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar
[an error occurred while processing this directive]
DICE QUE SU VESTUARIO "NO ES DIFÍCIL"

Mourinho: "Es más difícil ser Cristiano que Messi"

El técnico del Real Madrid apuesta por su jugador para ganar el Balón de Oro. "Sería un crimen que no se lo llevara", dice en una entrevista a un medio portugués. Además, afirma que su '7' está más desprotegido por los árbitros y argumenta sus méritos.

Mourinho y Cristiano Ronaldo en una recogida de premios Mourinho y Cristiano Ronaldo en una recogida de premios | Foto: Efe

antena3.com  |  Madrid  | Actualizado el 12/10/2012 a las 12:09 horas

José Mourinho tiene muy claro quién debería ganar el próximo Balón de Oro... El entrenador del Real Madrid se lo entregaría sin dudar a Cristiano Ronaldo, para el que dedica todo tipo de elogios en una entrevista a la emisora de televisión lusa A Bola TV. "Sería un crimen que no se lo llevara", comenta el entrenador portugués.

En su opinión, "es más difícil ser Ronaldo que Messi", y lo argumenta así: "Messi creció en el equipo y con los compañeros con los que juega. Cristiano estaba en Inglaterra y lo trajeron aquí, a un equipo en dinámica perdedora. Tuvo que crecer en los dos últimos años en este equipo, que está siendo formado". El luso añade que el argentino "juega de '9' o '9,5', y anda allí, en 50 metros cuadrados, y en esa zona la distancia a la portería es más pequeña y el espacio defensivo es menos intenso", mientras que su pupilo "juega en banda, es un extremo".

"¿Cómo es que un extremo marca los mismos goles que un delantero?"

"¿Cómo es que un extremo marca los mismos goles que un delantero?", se pregunta retóricamente Mourinho. En este sentido, puntualiza su afirmación tras el Clásico de que "debería estar prohibido decir quién es el mejor" porque ambos "son de otro planeta", sobre todo después de unas declaraciones posteriores del técnico culé, Tito Vilanova, diciendo que Messi "es el mejor con mucha diferencia". "Traté de encontrar una respuesta justa y de respeto, no sólo con mi jugador, sino también con el rival", dice. Pero matiza: "El mío no nació en Madeira, nació en Marte y, por tanto, no es del planeta Tierra. Así que es el mejor del universo".

Sus elogios a Cristiano Ronaldo prosiguen con la contribución del jugador al equipo más allá de los goles. "Es un extremo que defiende, que en el minuto 94 es capaz de hacer un esprint defensivo detrás de Pedro, que se iba solo. Es un jugador que en los balones parados baja 20 veces porque es un futbolista fundamental en la estrategia defensiva".

Además, Mourinho lanza un mensaje a los árbitros. "A Ronaldo no le protege nada ni nadie. Los rivales ven el cuerpo de un animal y le dan patadas. ¡Pim! ¡Pim! Y para sacar una amarilla es necesario mucho ¡pim! Al otro, no. Una falta y la primera amarilla. Y que no le toquen más que si no le sacan la roja", comenta.

"Si son iguales, ¿por qué uno tiene que ganar cuatro y el otro sólo uno? No"

La suma de todos estos argumentos es lo que le lleva a defender el Balón de Oro para su delantero: "Si son iguales, ¿por qué uno tiene que ganar cuatro y el otro sólo uno? No. Lo normal es que uno tenga tres y el otro dos". Si se lo acaba llevando Messi, el técnico madridista tira de ironía: "Si Cristiano no gana este año será porque no es muy simpático, no vende bien su imagen y no da entrevistas para disculparse por haber discutido con un compañero en el campo".

"¿Vencer este galardón sin títulos colectivos, sin ganar nada importante? Y no me vengan a hablar de la Intercontinental -ganada por el Barcelona-, que ni yo quiero jugarla, no me hablen de las Supercopas, que son cosas pequeñas también. De los títulos grandes, uno lo ganó el Chelsea y el otro el Real Madrid", insiste.

Mourinho, por otra parte, hace balance de su equipo. Asegura que su preocupación es que jueguen al nivel del año pasado porque será así como podrán "conseguir una racha interminable de victorias". En esta línea, cree que en el Clásico dieron un paso más: "Recuperamos nuestra línea de juego y no había mejor campo ni mejor adversario que el Camp Nou y el Barcelona para demostrar lo que somos", dice en la entrevista.

"No había mejor campo ni mejor adversario que el Camp Nou y el Barcelona para demostrar lo que somos"

El 'special one', que fue anteriormente campeón con Oporto, Chelsea e Inter de Milán, asegura que para el Madrid no es una obsesión ganar la Champions este año y asegura que su ego personal ya se "estabilizó". "Tengo una madurez diferente, otra experiencia. Ya no juego contra los otros, juego contra mí mismo. No son los demás los que me presionan, sino yo mismo", explica.

Preguntado por las supuestas diferencias que mantiene con algunos miembros de la plantilla blanca, asegura que no tiene "un vestuario difícil". "Complicado es cuando ellos salen del vestuario. Yo soy entrenador 24 horas pero sólo entreno con ellos tres o cuatro horas por día. Lo difícil es el resto del tiempo", sentencia. El técnico portugués también resta importancia a las críticas que recibe por su carácter polémico, y remacha: "Si Jesucristo no caía bien a todo el mundo, mucho menos yo".

Por último, el entrenador del Real Madrid se refiere a la situación que vive Fábio Coentrao, con el que parece haber dejado de contar. En este sentido, descarta la posibilidad de que salga cedido en el mercado de invierno -en Portugal se especula con el interés del Benfica en recuperarle-, aunque reconoce que su situación "desde el inicio no es fácil para él".

Compartir en:
Cerrar ventana
Cerrar ventana