Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar
EN UN MES DE...1960

El primer debate televisado de la historia

En un mes de septiembre de 1960, el día 26, tenía lugar en Chicago el primer debate presidencial televisado de la historia. Enfrentó a Richard Nixon y a John F. Kennedy.

Debate Kennedy-Nixon Debate Kennedy-Nixon | Foto: agencias

antena3.com  |  Madrid  | Actualizado el 12/08/2014 a las 03:08 horas

Era una cita imprescindible. En un mes de septiembre de 1960, el día 26, ochenta millones de norteamericanos se reunían en torno a su televisor -en blanco y negro- para ver el primer debate político televisado de la historia: el que enfrentó a Richard Nixon y a John F. Kennedy.

Los asesores de imagen tuvieron trabajo a conciencia en aquel debate. Kennedy y los suyos lo prepararon bien. Nixon, en cambio, suspendió en ese aspecto.

Al parecer, insistió en participar en actos de campaña hasta pocas horas antes de la gran cita. Ante las cámaras se presentó bajo de peso -había pasado dos semanas en el hospital-, con aspecto fatigado y enfermizo. Tampoco quiso usar maquillaje para mejorar su aspecto.

John F. Kennedy, en cambio, había descansado antes del debate. Lució un bronceado saludable, y se mostró relajado y confiado. Iba perfectamente vestido con un traje de corte impecable que resaltaba con el decorado. Su oponente, en cambio, llevaba un traje gris que se confundía con el fondo y que, además, le quedaba grande.

Kennedy fue exponiendo sus ideas con claridad y calma. Había preparado bien su intervención y no hay que olvidar su fotogenia natural ante la cámara. Fue alternando las miradas a la cámara, al moderador y a su rival.

Frente a él, un Richard Nixon que sudó muchísimo durante todo el debate, miró hacia el techo y sonrió mecánicamente y a destiempo.

Cuando terminó el debate, las encuestas aseguraron que aquéllos que habían visto el debate por televisión dieron por ganador a Kennedy mientras que los que lo habían escuchado por la radio se inclinaron por Nixon.

Al final, los resultados electorales estuvieron ajustadísimos. Kennedy ganó con un 49,7% de los votos mientras que Nixon consiguió un 49,5%.

Compartir en:
Cerrar ventana
Cerrar ventana