Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar
DEBATE DE VICEPRESIDENTES

Biden recurre a la agresividad en su debate con Ryan para ganar ventaja en los sondeos

Biden y Ryan debatieron intensamente en un debate en el que el actual vicepresidente se defendió con 'agresividad' de la línea de argumentación de su rival republicano Paul Ryan. Entre los temas que se trataron, la crisis económica y la situación con LIbia. En esta ocasión, España no fue protagonista, tal y como ocurrió en el debate entre Obama y Romney.

Biden recurre a la agresividad en su debate con Ryan para ganar ventaja en los sond ver el video

EFE  |  Madrid  | Actualizado el 12/10/2012 a las 10:49 horas

Las primeras encuestas de opinión de varios medios estadounidenses difieren sobre si el debate en la universidad Centre College de Danville (Kentucky) lo ganó el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, o su rival republicano, Paul Ryan. Un sondeo de la cadena CBS entre 431 votantes indecisos y con un margen de error de +/- 5 puntos indica que un 50 % cree que ganó Biden, un 31 % se decanta por Ryan y un 19 % opina que hubo empate.

Sin embargo, otra encuesta de la cadena CNN muestra que un 48% de los entrevistados considera que ganó Ryan y un 44 % opina que el vencedor fue Biden, lo que se traduce en un empate técnico si se tiene en cuenta que el margen de error es de +/- 5 %.

Biden y Ryan debatieron durante una hora y media sobre asuntos internos y otros de política exterior como el conflicto en Siria, el programa nuclear de Irán y el reciente ataque al consulado estadounidense en Bengasi (Libia).

El vicepresidente de EE.UU., Joe Biden, y el aspirante republicano a arrebatarle el puesto, Paul Ryan, no mencionaron a Europa ni a España en el primer y único debate televisado que mantuvieron en la universidad Centre College de Danville (Kentucky). España fue protagonista en el debate de la semana pasada en Denver entre el presidente de EE.UU. y candidato demócrata a la reelección, Barack Obama, y el aspirante presidencial republicano, Mitt Romney.

Entonces, al hablar del déficit, Romney dijo que él no deseaba que EE.UU. siguiese "el camino de España", donde el gasto público representa "el 42% del PIB", pese a que ese país tiene uno de los porcentajes más bajos comparados con el resto de la Unión Europea. Hoy no hubo alusiones a España, a Europa o a la difícil situación económica en la eurozona, pero Ryan sí advirtió de que "una crisis de la deuda está en camino" a la hora de justificar su postura a favor de la reforma fiscal y presupuestaria en EE.UU.

Ryan dijo que los presupuestos en los cuatro años de mandato del presidente Obama han añadido "cuatro billones de dólares de déficit". Esa crisis de deuda se debe a que "no podemos seguir gastando y tomando prestado de esta manera", agregó. Obama "no ha puesto un plan (presupuestario) sobre la mesa en ninguno de sus cuatro años. Yo he presentado dos presupuestos para hacer frente a eso", reclamó Ryan, cuyo proyecto contempla recortes en la mayoría de partidas presupuestarias excepto en Defensa.

También sostuvo que Obama sólo se dedica a dar un "discurso" y que no ha diseñado un plan claro para poner la deuda pública estadounidense, que ya supera los 16 billones de dólares, en camino descendente. El candidato republicano, presidente del Comité Presupuestario de la Cámara de representantes, aseguró que en la actualidad hay "23 millones de estadounidenses que luchan por trabajar y el 15 % viven en la pobreza.

Eso no es una recuperación real". Por su parte, Biden arremetió contra el plan de Ryan y Romney porque "no equilibrará el presupuesto hasta cerca de 2040". "Este hecho muestra lo extremo que Romney es y lo mucho que tendrá que recortar (en el presupuesto) para conseguir su objetivo de no aumentar los impuestos", aseguró el vicepresidente. Además, recordó que Obama no ha contado con el Congreso para aprobar sus planes de recorte del déficit y que durante su mandato el tamaño del gobierno se ha situado en mínimos con impuestos "bajos comparados con la media histórica".

Compartir en:
Cerrar ventana
Cerrar ventana