Atresmedia utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis.

Al continuar con tu navegación entendemos que das tu consentimiento a nuestra política de cookies.

Continuar

El año del reciclaje

Hazte Eco y recicla
PRISIÓN ESTATAL DE LUISIANA

Los perros lobos se convierten en los nuevos vigilantes de una cárcel de EEUU

La prisión estatal de Luisiana ha reemplazado a parte de sus guardias con hombres lobo que patrullan el perímetro carcelario de una de las cárceles más duras de EEUU. El motivo han sido las dificultades económicas y recortes de presupuesto.

Lobo Lobo | Foto: EFE

EFE  |  Madrid  | Actualizado el 03/08/2012 a las 11:18 horas

A unos 95 kilómetros al noroeste de la capital estatal, Baton Rouge, la penitenciaria llamada Angola, y popularmente conocida como "la Alcatraz del Sur", sufrió recortes de presupuesto de 135 millones de dólares (2007) a 115 millones este año. Como consecuencia, se despidió a más de 100 de los 1.200 empleados, lo que causó muchos espacios desatendidos y torres de vigilancia sin control (35 de 42).

Nuevas ideas contra los recortes
El director de la cárcel Burl Cain,
ante la situación de alarma en la que se encontraban, decidió hacer un experimento en el año 2005, y cruzó a un lobo mexicano, apropiadamente llamado 'Lobo', con una perra para producir canes que ayudaran a perseguir a los prófugos. Pero, 'Lobo' se escapó durante el huracán Gustav en 2008.

La siguiente idea ha sido usar a perros lobos como guardianes y, en lugar de entrenarlos, colocarlos entre dos cercas de tres metros de altura coronadas con alambre de púas, colocadas a tres metros de distancia en el perímetro de la prisión. Cada perro lobo tiene asignada una franja de unos 300 metros de largo entre las cercas, y allí vive, con su caseta y sus suministros regulares de agua y alimentación. La mayoría de esos animales son una mezcla de lobos y perros (50% de genes de cada uno), aunque también existen mezclas derivadas con diferentes porciones de genes.

Los lobos no quieren compañía humana
Mientras que los perros son animales sociables, los lobos son animales que se relacionan casi exclusivamente con los miembros de su manada y eluden a los humanos. Según el director de la cárcel, los perros lobo que patrullan el perímetro entre alambradas han dado bastantes problemas y son difíciles de controlar, incluso más que los reclusos que se encuentran allí.

Algo que sorprende, pues Angola es una de las prisiones más duras del país. El 91% de sus reclusos han cometido crímenes violentos. De ellos, un 55% son homicidas, el 19% violadores, el 75% cumple sentencias sin posibilidad de libertad anticipada, y para quienes no tienen una sentencia de prisión de por vida el promedio de condena es de 93 años. A esas estadísticas se suma el que ochenta y cuatro hombres y una mujer recluidos en están condenados a muerte.

'Chief' condenado a cadena perpetua
Es uno de los criminales que se encuentran en la prisión. Estaba condenado primero a muerte pero un juez conmutó su sentencia a cadena perpetua, con lo cual se sumó al 52% de la población de Angola que jamás saldrá de detrás de las rejas. "La diferencia es que 'Chief' es un perro lobo", afirma Cain. 

El animal, cruce de lobo de la Columbia Británica (Canadá) y perro ovejero alemán, fue denunciado por los residentes de New Roads (Luisiana) a los que aterrorizaba, y el juez estatal James Best lo condenó a muerte en mayo. Aunque tras una llamada de el director de la cárcel Cain, el juez conmutó la pena y sentenció a 'Chief' a cadena perpetua en Angola. 

El sueldo promedio de un vigilante de prisión en Angola es de 34.000 dólares al año. El programa canino, en el cual se incluyen además unas seis decenas de perros desde pastores alemanes a malamutes, además de los híbridos, cuesta unos 60.000 dólares anuales. Eso incluye el costo del apareamiento de lobos y perros, el mantenimiento de su progenie, la comida, asistencia veterinaria y otros suministros. Así que les sale a cuenta.

Compartir en: