Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar

El año del reciclaje

Hazte Eco y recicla
ESTUDIO

El mejillón y las algas y su papel para mitigar el cambio climático

La Fundación Observatorio Español para la Acuicultura (OESA) ha impulsado una investigación para estudiar el papel que pueden tener los moluscos bivalvos, como el mejillón, y las algas para mitigar el cambio climático, como sumideros de dióxido de carbono.

Algas azules Algas azules | Foto: antena3.com

Efe  |  Madrid  | Actualizado el 11/09/2012 a las 09:48 horas

¿Los mejillones pueden evitar el cambio climático? ¿Y las algas? El último estudio que está realizando la Fundación Observatorio Español para la Acuicultura (OESA) se centra en el papel que los moluscos bivalvos y alguna clase de algas puedan tener para mitigar el cambio climático, como sumidero de dióxido de carbono. 

El proyecto "Acuicultura y cambio climático" se realizará en 2013 y contará con la participación de la Universidad de Santiago de Compostela, la empresa Algaenergy y Apromar, la asociación que agrupa a las empresas de acuicultura marina, según ha informado hoy la Fundación Oesa, en un comunicado.

El presupuesto de esta iniciativa ascenderá a unos 130.000 euros, de los que la mitad, 65.000 euros, estarán financiados por la Fundación Biodiversidad (presidida por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente).

El objetivo del proyecto es "sentar las bases" acerca de las interacciones entre la actividad acuícola y el clima, según la misma fuente.
En una primera etapa, los investigadores estudiarán cómo la acuicultura puede paliar el cambio climático a partir de las conchas de los moluscos bivalvos y de las algas en la captación de CO2.

En paralelo y en coordinación con el sector, está prevista la adopción de estrategias que puedan tener un impacto ambiental positivo mediante el cálculo de la huella de carbono, el análisis del ciclo de vida y la tasa de retorno energético, tanto en especies de crianza intensivas como en las extensivas.

Los trabajos se reforzarán con la edición de una guía para el cálculo de huella de carbono en las empresas acuícolas, que permitirá que los más de 5.500 establecimientos del sector puedan hacer una estimación y proponer las medidas necesarias para reducirla, según la Fundación Oesa.

Compartir en:
Cerrar ventana
Cerrar ventana