Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar

El año del reciclaje

Hazte Eco y recicla
ELECTRODOMÉSTICOS

Materias primas para textiles a partir del reciclaje

La compañía E-Waste Canarias, constituida por empresas del reciclaje, tiene previsto inaugurar en 2013 en Tenerife la primera planta del mundo de tratamiento y descontaminación de gases y refrigerantes que permita reutilizar la solución ácida de los gases en la industria textil y química.

Reciclaje E-Waste Canarias reciclará electrodomésticos | Foto: Efe

Efe  |  Santa Cruz de Tenerife  | Actualizado el 07/12/2012 a las 10:35 horas

¿Un abrigo hecho con materiales de una lavadora? Puede ser. La compañía E-Waste Canarias, constituida por empresas del reciclaje, tiene previsto inaugurar en 2013 en Tenerife la primera planta del mundo de tratamiento y descontaminación de gases y refrigerantes que permita reutilizar la solución ácida de los gases en la industria textil y química.

Responsables de la compañía han explicado que la novedad de esta planta estará en la valorización de los gases refrigerantes de los aparatos eléctricos y electrónicos que llegan a la planta, lo que permitirá obtener una solución ácida de los gases que permita reutilizarlos.

E-Waste gestiona desde 2011 la única planta de Canarias de reciclaje de aparatos eléctricos y electrónicos, situada en el Complejo Ambiental de Tenerife, en el término municipal de Arico.

La portavoz de la empresa, Tania Betancourt, ha señalado que en las instalaciones se tratan anualmente 60.000 frigoríficos, por lo que se evita que estos aparatos contaminen el equivalente a los gases que provocan efecto invernadero de 60.000 coches.

Betancourt, quien ha lamentado que en la actualidad solamente se recicla en Canarias el 20% de estos aparatos, ha explicado que la financiación de la empresa depende en un 40% de la venta de los materiales que obtienen a las industrias, mientras que el otro 60 corresponde a la tasa que deben pagar los fabricantes para el reciclaje de los productos.

Creada por la empresa canaria E-Waste, un término anglosajón que significa residuo electrónico, esta planta requirió una inversión de seis millones de euros y 5.300 metros cuadrados de superficie. De esos seis millones de euros empleados por E-Waste para la creación de esta planta de tratamiento, cuatro se han invertido en maquinaria de alta tecnología procedente de Alemania.

El proyecto de E-Waste tiene capacidad para tratar 97 tipos de residuos englobados dentro de varias categorías: electrodomésticos, equipos de informática y telecomunicaciones; aparatos electrónicos de consumo; aparatos de alumbrado; herramientas eléctricas y electrónicas; juguetes o equipos deportivos y de tiempo libre; aparatos médicos; instrumentos de vigilancia y control, y máquinas expendedoras.

Tania Betancourt ha señalado que el problema de estos aparatos es que, una vez se convierten en residuos, son altamente contaminantes, ya que la inmensa mayoría contiene sustancias como fósforo, mercurio, cadmio o bromo que, sin una adecuada gestión, provocan daños muy graves a la salud de las personas y al medioambiente.

Por ejemplo, ha agregado, un frigorífico mal reciclado emite a la atmósfera gases de efecto invernadero equivalente a las emisiones de un coche en 15.000 kilómetros o el fósforo que hay dentro de un televisor es capaz de contaminar hasta 80.000 litros de agua.

Compartir en:
Cerrar ventana
Cerrar ventana