Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar

El año del reciclaje

Hazte Eco y recicla
MUESTRAS DEL CAMBIO CLIMÁTICO

El hielo marino del Ártico está al borde del mínimo histórico y seguirá derritiéndose

El hielo marino en el Océano Glacial Ártico tiene muchas posibilidades de alcanzar un récord de mínimos en cualquier momento, y después seguirá derritiéndose, según el Centro estadounidense de Hielo y Nieve. Si sucede, sería inusualemente pronto, ya que el punto mínimo del año pasado tuvo lugar el pasado 9 de septiembre. Para los expertos estamos ante muestras evidentes de un cambio climático.

Un glaciar sin hielo en el Ártico Un glaciar sin hielo en el Ártico | Foto: Agencias

Agencias  |  Madrid  | Actualizado el 21/08/2012 a las 16:49 horas

"Un nuevo récord diario se alcanzaría a finales de agosto", dijo Ted Scambos, científico al frente del centro de datos, que supervisa el hielo en el Ártico y en otras partes. "Hay posibilidades de que sobrepase el récord anterior cuando aún estamos en una retracción del hielo marino".

La cantidad de hielo en el Ártico es clave porque esta región es un importante reguladoor climatológico mundial, descrito en ocasiones como el acondicionador global. Este año, la pérdida de hielo en el Ártico ha permitido una posible apertura del paso entre Canadá y Alaska y la ruta que separa Europa de Siberia.

A medida que se han ido derritiendo partes del Ártico, 2012 ha establecido récords de calor y sequía en buena parte de la zona de temperaturas del hemisferio norte, especialmente en el Estados Unidos continental. Este verano la reducción del hielo podría llegar a menos de cuatro millones de kilómetros cuadrados, un dato sin precedentes, dijo Scambos.

El récord anterior quedó establecido en 2007, cuando la capa de hielo se redujo a 4,28 millones de kilómetros cuadrados, un 23 por ciento por debajo del récord anterior de 2005 y un 39 por ciento por debajo de la media a largo plazo de 1979 a 2000.

Sin embargo, 2007 registró una sorprendente "tormenta perfecta" de condiciones que derritieron el hielo del mar: más sol y calidez de lo habitual, con aguas y vientos extremadamente cálidos que contribuyeron al deshielo del Ártico.

El año pasado, el hielo del Ártico se extendía sobre la segunda área más pequeña de la que se tienen registros, pero ese dato fue considerado más cercano a la "nueva normalidad" que a las condiciones extremas de 2007, dijo el NSIDC entonces. 

Este año es similar a 2011, dijo Scambos por teléfono desde Colorado. La temporada de deshielo comenzó entre diez días y dos semanas antes de lo habitual en algunas zonas críticas, incluido el norte de Europa y Siberia.

Muestras del Cambio Climático
Si se bate el récord mínimo de hielo este mes, sería inusualmente pronto en la temporada, ya que el punto mínimo del año pasado fue el 9 de septiembre de 2011.

Habitualmente, el deshielo del Ártico se reduce en agosto, cuando el hemisferio norte se dirige hacia el otoño, pero este año se ha acelerado, dijo Scambos. "Dudo de que haya habido otro año con una reducción tan rápida en agosto", dijo.

Para Scambos, hay muestras claras de un cambio climático generado por las actividades humanas, principalmente la emisión de gases de efecto invernadero que atrapan el calor, como el dióxido de carbono. "Todo apunta en la misma dirección: hemos calentado la Tierra", dijo.

Este verano también ha visto un deshielo inusual de la capa de hielo que cubre Groenlandia, donde imágenes de la NASA mostraron que durante algunos días de julio, el 97 por ciento de la superficie de la isla se había derretido. El mismo mes también vio cómo un iceberg de dos veces el tamaño de Manhattan se había separado del glaciar Petermann en Groenlandia.

Compartir en:
Cerrar ventana
Cerrar ventana