Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar
ARGENTINA | SUIZA 1-3 ARGENTINA

Messi se resarce al anotar tres goles con Argentina

La selección de Argentina se ha impuesto a la de Suiza en un amistoso disputado en Berna donde Leo Messi logró su primer hat-trick con la albiceleste.

Lo mejor del Suiza 1-3 Argentina ver el video

Seguro que te interesa...

Agencias  |  Suiza  | Actualizado el 01/03/2012 a las 10:38 horas

Un hat-trick de Lionel Messi, el primero que anota con la selección nacional, dio hoy la victoria Argentina en el partido amistoso que disputó contra Suiza en Berna, en una nueva demostración de que el barcelonista es competitivo en cualquier escenario y de que también es el rey de la albiceleste. 

Messi acaparó todas las miradas desde la llegada a Berna de la selección argentina y las 32.000 personas que asistieron en directo al choque en el Estadio de Suiza, sede de la final del Mundial de 1954, no salieron defraudadas, porque el barcelonista jugó todo el partido y dejó tres goles marca de la casa. 

El 10 del Barça y de Argentina casi nunca decepciona y no lo hizo esta noche, en un partido entretenido, con goles y con numerosas ocasiones de gol en ambas áreas, que no se volcó del lado de la dos veces campeona del mundo hasta el arreón final de Messi. 

Suiza contribuyó al espectáculo, porque desde el principio salió a disputar el balón adelantando mucho la defensa, que en ocasiones fue una línea de tres jugadores, lo que propició las transiciones rápidas de Argentina cuando los sudamericanos robaban el balón en el centro del campo, principalmente Braña y Mascherano. 

En torno a Mascherano  se organizó el centro del campo albiceleste, con Braña en tareas más defensivas y Sosa y Maxi Rodríguez basculando, mientras el "Kun" Agüero y Messi hacían frente en velocidad a Senderos y Affolter, que aguantaron como pudieron. 

En estas rápidas contras, llegaron los mejores momentos de Argentina en la primera parte, siempre con Messi de conductor del balón, limpiando la jugada para llegar a la puerta de Benaglio. Y así llegó el 0-1, en una combinación de Messi con Agüero, que con un sutil taconazo habilitó al capitán para que pisara el área y batiera al meta local con un zurdazo seco y raso al palo izquierdo.

Era el primero de los tres goles de Messi, que suma ahora 22 dianas en 68 apariciones con la selección argentina, un registro que queda muy lejos de sus números goleadores con el Barcelona, pero que servirán para afianzar el papel protagonista e imprescindible que juega en este equipo y que tanto le ha costado consolidar. 

El seleccionador local, el alemán Ottmar Hitzfeld, que tiene la difícil tarea de devolver a Suiza a primera línea del fútbol mundial tras quedarse fuera de la Eurocopa de Polonia y Ucrania, dijo en la víspera del choque que esperaba que sus jugadores no se fijarán demasiado en quién tenían delante, y que pelearan sin complejos. Le hicieron caso de sobra, y en un par de ocasiones con excesiva dureza. El árbitro alemán perdonó varias faltas de tarjeta a los jugadores suizos, la más clara al lateral derecho Lichsteiner, que rozó la expulsión cuando derribó al "Kun" cuando se iba solo. 

En la jugada siguiente llegó el empate, a cargo de Shaquiri, conocido como el 'Messi suizo', que dejó su firma tras una sucesión de fallos dentro del área y fusiló a Romero, libre de marca. El partido supuso el debut internacional de Hugo Campagnaro, el lateral derecho del Nápoles, que a sus 31 años es una de las apuestas del técnico Alejandro Sabella, para reforzar la defensa, línea en la que Argentina se muestra menos consistente. 

Sabella quiere armar desde atrás un equipo al que le sobra talento de medio campo para arriba, pero que concede demasiadas oportunidades de gol, y cuyo cierre entregó hoy a dos centrales que aportan sangre fresca, Fernández y Garay, que no llegan a la media docena de internacionalidades y aún deberán asentarse en el puesto. 

En la creación, la batuta la llevó Mascherano, bien acompañado por Braña en los primeros 45 minutos y algo más desasistido en la segunda mitad, con la entrada de Fernando Gago, lo que rebajó la tensión defensiva de los visitantes en la medular y el robo de balones que tanto mordiente dieron a Argentina antes del descanso. 

Mención especial para Agüero, que estuvo peleón, rápido y solidario, y de cuyas botas salieron las mejores oportunidades. El madridista Gonzalo Higuaín salió a falta de 10 minutos, para sustituir a Sosa, pero prácticamente no entró en juego.

El partido parecía abocado al empate, pero dos apariciones de 'La Pulga', primero en un robo de balón, tras el que dejó sentado al portero y marcó con suspense, y la ejecución de un penalti cometido sobre Agüero, maquillaron positivamente el resultado para Argentina.

Compartir en:
PUBLICIDAD
Cerrar ventana
Cerrar ventana