LOS EXPERTOS ACONSEJAN INVERTIR UNA PARTE

LOS EXPERTOS ACONSEJAN INVERTIR UNA PARTE

¿Qué hacer si te toca el Gordo de la Lotería de Navidad?

El Gordo de la Lotería de Navidad supondrá a su ganador 400.000 euros que se quedarían en unos 320.000 después de restarle impuestos y otros gravámenes como sucesiones y donaciones. Una cantidad elevada que se puede invertir con la intención de rentabilizarlo. Los expertos aconsejan destinar un 10% del premio al disfrute personal y el resto en productos financieros o inversiones que ofrezcan "cantidades importantes, seguras y a largo plazo".

Bombos de la lotería de Navidad
Bombos de la lotería de Navidad | EFE

El Gordo de la Lotería de Navidad supondrá 400.000 euros antes de impuestos para su ganador, que podrá elegir si ingresarlo en su entidad, sin darle ninguna utilidad, o invertirlo con la intención de rentabilizarlo. El afortunado que el próximo 22 de diciembre descubra que han cantado su número ganará esta cantidad, que después de impuestos se quedará en unos 320.500 euros, a los que se le podrían aplicar otros gravámenes, como sucesiones y donaciones, si decide repartirlo o donarlo, y que varía entre regiones.

Tanto si el ganador hace de 'rey mago' entre sus allegados como si prefiere quedarse él con el dinero, la cuantía del premio permite darle distintas utilidades.

La primera es, sin duda, destinar una parte al disfrute personal, que los expertos establecen en un 10%, un porcentaje que parece pequeño pero que supera los 30.000 euros.

La segunda opción en la que piensan gran parte de los españoles es "tapar agujeros" y olvidarse para siempre de hipotecas o préstamos pendientes. Una familia con una hipoteca media de unos 113.000 euros se ahorraría en torno a 31.800 euros en intereses al liquidarla, mientras que si apuesta por saldar un préstamo pendiente de unos 9.000, el ahorro será de algo más de 2.000 euros, según los cálculos del comparador kelisto.es. No obstante, el presidente del comité de servicio a asociados de EFPA España, Francisco Marín, recuerda que antes de cancelar la hipoteca "hay que analizar posibles beneficios fiscales y los tipos de interés", para valorar si es un buen momento.

Por su parte, el gestor de fondos de inversión de GVC Gaesco, Albert Enguix, considera que amortizar todas las deudas con el Gordo es un "error", en particular con el actual entorno de tipos bajos. Al margen de lo que decida, el ganador contará con dinero suficiente para invertir y se le presentan opciones ilimitadas, como los fondos de pensiones, la bolsa, la renta fija o las materias primas, sin olvidar que, en todos los casos, los expertos recomiendan adaptar la inversión a cada perfil y recurrir al asesoramiento.

Un posible ganador del premio que no tenga relación con activos financieros debería apostar por "productos de bajo riesgo, como son los depósitos o fondos de inversión monetarios o de renta fija", apunta Marín, y añade que ante la nueva regulación "la entidad financiera deberá hacerle un test de idoneidad y de conveniencia".

Enguix también insiste en la importancia de un buen asesoramiento que ofrezca "mucha confianza" y evite que "en cinco años se haya terminado el dinero del Gordo". No obstante, si el premiado ya ha invertido alguna vez, Marín se decanta por "fondos de renta fija, mixtos de renta variable o ETF que replican índices, sectores o materias primas". El oro también es aconsejable para personas acostumbradas a invertir y pueden incluir en su cartera este valor refugio, como "parte de la diversificación".

Otra buena idea son los fondos de pensiones, un producto que puede resultar lejano si el agraciado con el Gordo de Navidad es joven y no piensa todavía en la jubilación, aunque los expertos recomiendan empezar a ahorrar a partir de los 30. De hecho, Enguix incide en que invertir el premio en estos fondos es más adecuado para los jóvenes porque "pueden beneficiarse de la fiscalidad", mientras que las personas cercanas a la edad de jubilación "buscan otro tipo de productos".

La deducción fiscal es la cara positiva de los fondos de pensiones; la menos amable es que el inversor no puede disponer del dinero hasta su jubilación, un pequeño inconveniente que pasará por alto alguien con más de 300.000 euros en el bolsillo.

Los analistas recomiendan "no poner todos los huevos en la misma cesta", por lo que otra alternativa es la bolsa. "La bolsa siempre es una buena inversión", sostiene Marín, que apoya su opinión en las previsiones de crecimiento de 2017.

Asimismo, el gestor de GVC Gaesco se fija en "el apoyo de los datos macroeconómicos y del buen momento del área geográfica europea, con muy buenos fundamentales" y se decanta por posiciones en "sectores cíclicos ligados al crecimiento de la economía". Marín prefiere "el sector financiero, que ha sido muy castigado, y aparece como un sector con muy buenas expectativas".

Fuera del parqué, el ladrillo comienza a recuperarse, pero no hay que olvidar que "es una inversión de baja liquidez", indica Marín. Por su parte, Enguix recalca la "divergencia de precios entre las grandes ciudades como Madrid o Barcelona, donde ya se superan los anteriores a la crisis", y los precios de la vivienda en "las poblaciones del interior, donde aún no se han recuperado". Además, existen otras opciones de inversión como el arte o los coches de lujo en los que se puede invertir "cantidades importantes, seguras y a largo plazo" y representan para Enguix una alternativa "muy viable".

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.