MÍNIMAS INCIDENCIAS A MITAD DE JORNADA ELECTORAL

MÍNIMAS INCIDENCIAS A MITAD DE JORNADA ELECTORAL

El vocal de una mesa de Badajoz no acredita tal condición porque su hija "se comió la credencial"

Hasta el momento la jornada electora se ha desarrollado de manera tranquila y no ha habido incidencias. Sin embargo sí se han dado anécdotas que han marcado este 20-D. Desde unos vecinos que han podido cerrar las urnas un minuto después de abrirlas al votar todos los ciudadanos del municipio con derecho a voto hasta un joven de 17 años que no ha podido votar porque no cumple la mayoría de edad hasta el día 29.

Los seis vecinos de Villaroya, en la Rioja, han batido este domingo su propio record para depositar sus votos en las urnas. Hasta ahora tenían una marca de dos minutos, pero esta vez la han dejado en la mitad. “En las próximas lo vamos a tener más difícil” para mejorar el record, dice uno de los vecinos.

En un día tan importante, se hacen excepciones, en particular respecto a las monjas de clausura, que han podido romper su encierro voluntario para acudir a los colegios electorales. Además una monja de la residencia de personas mayores de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados de la ciudad de Teruel, sor Benita Mazón, ejerce de presidenta de mesa en un colegio electoral.

Ante las urnas, toda ayuda es poca y se han podido ver a muchos niños ayudando a sus padres a depositar las papeletas en la urna. Tan pequeños ya se hacen una idea de lo importante que es este día porque sin duda, los mayores lo tienen claro.

Y como ejemplo sirve Adolfo, residente de Las Palmas, que con 101 años, sigue mirando al futuro y se ha acercado a votar acompañado por un familiar. “Hay que estar aquí siempre, esto no falla”, asegura el votante centenario.

Una niña también ha sido protagonista en Badajoz, donde el vocal de una mesa no ha podido acreditar tal condición, porque su hija "se comió ayer la credencial", aunque finalmente ha podido participar en el proceso gracias a una acreditación certificada por la Junta Provincial.

También en Badajoz, un joven de 17 años se ha presentado a votar pensando que podía ejercer su derecho al sufragio pero no ha podido hacerlo porque no cumple la mayoría de edad hasta el próximo 29 de diciembre.

En Ibiza, los tres primeros votantes que han acudido a su mesa electoral en el colegio Vara de Rey de Sant Antoni de Portmany, han sido designados presidente, primer y segundo vocal porque ni quienes habían sido elegidos por sorteo para ejercer esos cargos ni sus suplentes han comparecido.

Y el periodismo se ha convertido ya en una profesión de riesgo o que se lo digan un cámara ingresado en el hospital de Ciudad Real al caerle sobre la cabeza un cartel de una mesa electoral.

Las anécdotas no faltan, como quienes llegan acompañados de sus mascotas hasta la urna, o quien se ha olvidado de meter su papeleta en el sobre antes de presentarse ante su mesa.

Muchas personas aprovechaban su ejercicio matutino para pasarse por el colegio electoral en pantalón corto y zapatillas de deporte, mientras que en algunos colegios los miembros de las mesas se calentaban con pequeñas estufas o reponían fuerzas ante una larga jornada de trabajo.

También se han podido ver interventores que bajaban la urna hasta la puerta del colegio donde no había acceso para sillas de ruedas, de manera a acercar el derecho al voto a todo el mundo, para que no exista impedimentos, ni barreras facilitando el voto también a las personas que no pueden ver.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.