Ni una ciudad menos

Ni una ciudad menos

Ni una ciudad menos

La absorción de calor por el asfalto o los cristales supone que, en una misma latitud, dentro de una ciudad el aumento de temperatura media sea el triple que a las afueras, con temperaturas incluso 4 o 5 grados más altas. Esto genera un efecto llamado "isla de calor urbano".
La absorción de calor por el asfalto o los cristales supone que, en una misma latitud, dentro de una ciudad el aumento de temperatura media sea el triple que a las afueras, con temperaturas incluso 4 o 5 grados más altas. Esto genera un efecto llamado "isla de calor urbano".

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.