EL PROGRAMA

Revívelo
ENCUESTA

Persisten hábitos nutricionales erróneos entre los más pequeños de la casa

Solo en un 50% de los hogares, los niños comen verdura o ensalada todos los días y en casi un 10% de los casos, la merienda consiste en bollería o snack en bolsa, según los resultados de la encuesta realizada por Eroski Consumer.

Niño en un comedor escolar Niño en un comedor escolar | Foto: antena3.com

Efe  |  Madrid  | Actualizado el 11/09/2012 a las 13:42 horas

Los niños españoles comen poca verdura y legumbres y no hacen suficiente ejercicio, según un informe publicado por Eroski Consumer, que revela que los hábitos alimentarios de los más pequeños deben mejorar para atajar enfermedades como la obesidad y el sobrepeso.

Un estudio realizado a partir de más de 1.500 encuestas en nueve comunidades autónomas -Andalucía, Islas Baleares, Castilla-La Mancha, Cataluña, Comunidad Valenciana, Galicia, Madrid, Navarra y País Vasco- destaca que en un 50% de los hogares españoles los niños comen verdura o ensalada a diario.

"A pesar de que en el 75% de los hogares encuestados los padres creen que la alimentación de sus hijos es bastante equilibrada, aún persisten algunas costumbres erróneas en materia de nutrición: poca verdura, demasiados derivados cárnicos y mucha bollería industrial", analizan los autores del informe. Según Eroski, este dato muestra que "persisten los hábitos nutricionales erróneos", ya que comer verdura todos los días es "la primera recomendación" para garantizar una alimentación variada que permita a los niños desarrollar su actividad física y estar sanos.

En segundo lugar, aconseja ingerir arroz, pasta y patatas entre 2 y 4 veces por semana, una premisa que cumplen un 63% de los hogares encuestados, aunque "el dato negativo" es que un 14% lo hace en exceso, todos los días de la semana. También recomienda la ingesta de legumbres de 2 a 4 veces por semana, un hábito que solo se da en el 30% de los casos, mientras el 64% de los encuestados las consume 1 ó 2 veces por semana, un 4% de forma ocasional y un 2% no las incluye en las dietas.

Otros de los alimentos que no están suficientemente presentes en la alimentación infantil son el pescado -sólo 1 ó 2 veces por semana en el 35% de los hogares con niños- y el huevo -entre 1 y 2 veces por semana en un 62% de los casos-.

Destaca negativamente, según Eroski, el consumo de platos precocinados en un 47% de los domicilios encuestados y la presencia, prácticamente a diario, de derivados cárnicos en un 27% de los casos. Además, considera insuficiente el consumo de fruta en la mayoría de los hogares, aunque el 80% de los encuestados asegura incluirla a diario en la alimentación de sus hijos.

En cuanto a quién es el responsable de la alimentación de los más pequeños, el estudio revela que en tres de cada cuatro ocasiones se trata de una mujer, y que en un 58% de los casos tiene entre 35 y 44 años.

Compartir en: