Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio, recoger información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en  política de cookies.

Continuar
[an error occurred while processing this directive]
NIPONADAS

¿Qué es un otaku? (NEXO #TLQM)

Qué mejor día que hoy, “Día del Orgullo Friki”, para explicar, por encima, qué significa la palabra otaku y cómo surgió.

Marc Bernabé  |  Madrid  | Actualizado el 24/08/2011 a las 17:17 horas

Qué mejor día que hoy, “Día del Orgullo Friki”, para explicar, por encima, qué significa la palabra otaku y cómo surgió. En Occidente, como seguramente ya sabes, la palabra otaku se utiliza para designar básicamente a los fans del manga, el anime y/o la cultura japonesa. Sin embargo, en Japón tiene una acepción mucho más amplia. Uno puede ser “otaku” de cualquier cosa: de los coches, de los ordenadores, del manga (cómo no), de la moda, de los zapatos, del fútbol, incluso de la pintura de Velázquez, si se quiere. Sin ir más lejos, es un sinónimo exacto de “friki”.

El perfil de un otakuEl perfil de un otaku | Foto: antena3.com

Hasta no hace mucho tiempo, la palabra “otaku” tenía connotaciones muy negativas en Japón: designaba a una persona tan obsesionada con su afición que llegaba a resultar enfermiza. Un típico otaku del manga sería aquel que prácticamente vive por y para el manga, trabaja lo justo para comprar o leer manga, aprovecha cada momento libre para leer, conoce a la perfección los personajes de sus series favoritas, debido a su obsesión ha descuidado su aspecto e higiene personal e incluso puede estar pensando en desposar a su personaje femenino favorito (sí, ha habido algún caso).

Gracias a la ola de simpatía por los otaku que despertó Densha Otoko (El hombre del tren), en la actualidad la imagen del otaku está muchísimo más “limpia” e incluso puede hasta llegar a caer simpático. Sin embargo, no son pocos los japoneses que, a pesar de tener una afición bastante extrema, rehúsan el apelativo “otaku” y prefieren utilizar la palabra “mania”. Es decir, en vez de decir que “soy un otaku de los coches”, dicen “tengo coche-manía”. Es una forma alternativa de decirlo, bastante más suave, y sin las connotaciones negativas que tenía “otaku” no hace tanto.

¿Por qué tenía connotaciones negativas la palabra? Básicamente por los horribles crímenes cometidos por Tsutomu Miyazaki (El asesino otaku), que mató horriblemente y violó a cuatro niñas a finales de los años 80. Tras su arresto, se encontraron miles de cintas de anime pornográfico y similar en su casa. Ello mancilló terriblemente la palabra “otaku”, que fue irremediablemente asociada a conceptos como la violencia, la enfermedad, las violaciones, la repugnancia y demás, en un caso no muy distinto al sufrido por el mundo del rol en España durante muchos años a raíz de los sucesos de los “asesinos del rol”.

Aun así, como decíamos antes, en los últimos años la palabra “otaku” se ha quitado de encima la mayor parte de la pátina de prejuicios negativos que tenía e incluso, en según qué casos, empieza a tener connotaciones positivas. Como vemos en el siguiente vídeo, estos divertidos otaku nos enseñan a aplaudir a las “ídolos” (chicas monas que cantan y bailan para deleite de los frikis japoneses, productos prefabricados de productoras y discográficas) a la “otaku fashion”.

Literalmente, la palabra “otaku” es uno de los múltiples pronombres de segunda persona del singular del japonés. Al contrario que el castellano, donde tenemos básicamente solo dos pronombres de segunda persona (tú y usted, y tal vez vos, usía y similares), en japonés existen múltiples de ellos, que tienen más o menos carga formal, varían según el hablante y/o el interlocutor y suenan más arcaicos o modernos que otros. En principio, cualquiera es libre de usar el pronombre que quiera, pero lo más habitual en Japón es o bien no utilizar ninguno –y referirse al interlocutor por su nombre, como si habláramos de una tercera persona– o bien utilizar las formas más estándares “anata” (usted), “kimi” (tú) o “anta” (tú).

“Otaku” como pronombre de segunda persona del singular tiene un uso bastante restringido. Realmente es raro que se utilice fuera de contextos muy determinados y, en todo caso, muy formales. Sería un poco un nivel superior al “usted” español en grado de formalidad.

Pues bien, una de las múltiples teorías que hay respecto al origen de la acepción como “friki” de la palabra otaku es que, a finales de los años 70, a ciertos profesionales y aficionados al anime les dio por llamarse mutuamente con este pronombre. En plan, “entonces, lo que otaku (tú) piensas es que tal” o “¿qué has comido otaku (tú) para desayunar?”. Así, los que utilizaban esta palabra en sus conversaciones mutuas del día a día pasaron a ser conocidos como “otaku”.

Este post, creado expresamente para celebrar el Día del Orgullo Friki, forma parte de lo que venimos llamando el NEXO #TLQM, una agrupación informal de blogs de temática variada, siempre “molona” (no en vano, TLQM son las siglas de Todo Lo Que Mola). Puedes ver una lista de los blogs (algunos de ellos con alto contenido niponófilo también) y sus respectivos artículos en La Arcadia de Urías, blog organizador del cotarro.

Compartir en:
Imagen del Blog
Marc Bernabé

Traductor de manga y anime desde hace más de diez años, este enamorado de Japón se ha propuesto como una de sus misiones en la vida presentar el país del Sol Naciente tal como es, más allá de tópicos e ideas preconcebidas. De esta pasión ha nacido la mayoría de sus proyectos, entre los que destaca la exitosa serie de manuales de aprendizaje del idioma nipón 'Japonés en viñetas'.

Entradas antiguas del blog

Todos los Blogs de Antena3.com

Suscríbete a este blog.

PUBLICIDAD
  • La nube no tiene Tags actualmente.
más temas
Estos Blogs son abiertos y públicos. Te rogamos que leas nuestras Normas de conducta y te informamos de que los mensajes no son revisados por Antena 3 antes de su publicación, por lo que no asumimos ninguna responsabilidad sobre su contenido.
Cerrar ventana
Cerrar ventana