HUGO

HUGO

¡Curioso! ¿Sabes a qué se dedicaban estos famosos antes de alcanzar el éxito?

Todos hemos oído alguna vez la historia del chico-guapo-adolescente que es abordado por un cazatalentos en el bus de camino al instituto y se convierte en supermodelo mundial. O el pequeño futbolista que juega en algún parque de barrio con un balón deshinchado en el preciso momento en que pasa por allí el ojeador de un gran equipo. Pero la fama cuesta, y muchos famosos que hoy en día ocupan portadas empezaron su andadura en trabajos variopintos, alejados del glamour y las bambalinas.

Zac Efron
Zac Efron | Hugo Boss

Todos ellos tenían en común el deseo de hacer realidad sus sueños, con firmeza e ilusión, siguiendo la máxima de HUGO: ahora es tu momento. Estos son algunos de ellos.

1-ASHTON KUTCHER.

Al actor estadounidense le ha costado casi tanto trascender la etiqueta de “ex de Demi Moore” como llegar a la cima de su carrera. Hasta que ganó un concurso de modelos en Iowa y todo empezó a ir bien, se dedicó a actividades tan diversas como donar su sangre cada dos meses para poder pagarse la carrera de Ingeniería Bioquímica –que no llegó a acabar– y trabajar en una fábrica de cereales, como barrendero.

2- JOHNNY DEPP.

Al parecer, el carisma del actor, cuyo magnetismo ha sido comparado al de James Dean, pasó bastante desapercibido cuando trabajaba en una gasolinera, una tarea que le hacía, asegura Depp, profundamente infeliz. Cambiar llantas no era lo suyo, como mucho menos lo era vender bolígrafos por teléfono, actividad a la que se dedicó hasta que conoció a Nicholas Cage y éste le abrió las puertas de Hollywood. Convertirse en una leyenda fue, al parecer, cuestión de segundos.

3- DANNY DE VITO.

Cuando uno se entera de la profesión anterior de este actor que cae bien a todo el mundo, le parece que todo cuadra. Y es que es muy fácil imaginarse a De Vito desplegando sus encantos en un salón de belleza, donde trabajaba como peluquero-estilista mientras soñaba con ser actor. Entre mechas, tintes y escalados se fue forjando su sueño de dedicarse al cine, de manera que un buen día se aplicó la máxima de HUGO de #yourtimeisnow y se inscribió en la Academia de Arte Dramático de Nueva York. Allí conoció a Michael Douglas… y hasta hoy.

4- JAVIER BARDEM.

Pese a que viene de una familia de cineastas y parece que lleve la gran pantalla en el ADN, lo cierto es que Bardem fue jugador de rugby profesional, una actividad que compaginaba con sus estudios de pintura y con algún pequeño papel en series de televisión y películas. Luego vino Jamón jamón y la confirmación oficial de que nadie mejor que él –con permiso de Marlon Brando– podía encarnar a un macarra.

5- DAVID BISBAL.

Antes de llenar estadios y enloquecer a adolescentes de todo el mundo, un Bisbal enfundado en traje brillante y con los rizos convenientemente domesticados cantaba pasodobles por los pueblos de España. Era el cantante de la Orquesta Expresiones, una ocupación que siempre recuerda con cariño, mientras que su colega Bustamante trabajaba como albañil junto a su padre en su pueblo natal, San Vicente de la Barquera.

6- QUENTIN TARANTINO.

Del mismo modo que es fácil imaginar a Danny de Vito de flamante estilista, cuesta bien poco visualizar a un joven Tarantino de acomodador en una sala de cine porno. Probablemente allí empezó a reflexionar sobre cine, una tarea en la que profundizó cuando se puso a trabajar como dependiente en un videoclub. Allí, Tarantino veía cualquier cosa que le cayera en las manos y fue el origen de una formación ecléctica que se resume en una frase: “cuando la gente me pregunta si fui a la escuela de cine les digo ‘no, fui al cine’”.

7- PEDRO ALMODÓVAR.

El director trabajó durante largo tiempo en Telefónica, al tiempo que se empapaba de la movida madrileña a través de su banda McNamara, su grupo de teatro Los Goliardos y su personaje de ficción Patty Diphusa. De hecho, Almodóvar bromea a menudo con que incluso cuando ganó el Oscar por Mujeres al borde de un ataque de nervios, su madre continuaba temiendo por su futuro y le insistía con que regresase a Telefónica.

8- JOHNNY CASH

Antes de ser un mito de la canción, Cash ya era un mito, pero del Ejército. Fue miembro de las Fuerzas Aéreas estadounidenses, y allí se dedicaba a decodificar claves militares, un trabajo secreto que no podía explicar a nadie. Al parecer, Cash se convirtió enseguida en una leyenda en la materia, ya que tenía un don sobrehumano para reconocer tonos y ritmos con una facilidad pasmosa.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.